Madonna: La reinvención inagotable

  • La reina del pop se encuentra centrada actualmente en el rodaje de su película sobre Wallis Simpson, trabajo que dirige inmersa en la polémica.

Comentarios 6

Coguionista y directora de cine son las nuevas facetas que, laboralmente, se encuentra cultivando Madonna en la actualidad gracias al rodaje de W.A., historia en la que, la ambición rubia, quiere reflejar parte de la biografía de la que fuera esposa del duque de Windsor, Wallis Simpson (por cuyo amor abdicó de su trono el que hubiera sido rey de Inglaterra). A partir de dicho hecho, aquel matrimonio se convirtió en un auténtico referente para las generaciones venideras, señalándose como uno de los mayores ejemplos de romanticismo de los últimos tiempos.

Sin embargo, según diversas voces al respecto, el pasado de la divorciada (estado civil que constituía la razón principal por la que Wallis no era aceptada como esposa de quien, de otra forma, hubiera reinado bajo el nombre de Eduardo VIII) no está nada claro y, al parecer, la americana realizó todo tipo de prácticas para, poco a poco, ascender socialmente. Todo un modelo para la reina del pop de la que también suele comentarse con qué oscuras estratagemas ha ido logrando un éxito al que se aferra con uñas y dientes. Recordemos que, esta mujer, comenzó a ser conocida a principios de la década de los 80 y que, desde ese momento, no ha dejado de ser motivo constante de polémica bien por sus trabajos discográficos, bien por sus posados fotográficos , bien por una vida personal llena de altibajos.

Nacida un 16 de agosto de 1958, Madonna Louise Verónica Ciccone cumple hoy 52 primaveras, adjetivo que, analizando su forma física, parece que se ajusta a la perfección a un cuerpo, y un rostro, por el que no pasan los años. De hecho, su juventud es tan imperecedera que, hace escasas horas, ha sido criticada por voces como la de Sofía Vergara, intérprete de la serie Modern family -de la cadena ABC-, por considerar que, según sus palabras, "las estrellas de Hollywoodterminan siendo todas iguales".

Ajena a éste, y otros muchos más, escándalos, nuestra protagonista continúa imparable la materialización de un proyecto cinematográfico que, reconoce, ha llegado a ser una auténtica obsesión pues, los últimos dos años y medio, los ha dedicado -en la disposición que, el resto de sus obligaciones se lo permitían- a esta aventura continuadora de Filth and Wisdom, su debut en el Séptimo Arte. Una buena oportunidad ésa para probar suerte en un terreno desde donde siempre se la ha llamado para recrear personajes como el de la argentina Evita, que rodó junto a Antonio Banderas y con el que estuvo a punto de alcanzar el que hubiera sido su primer Oscar.

Pero, igual que la música no ha tenido secretos para Madonna -y sus triunfos se han ido sucediendo, uno tras otro, en este terreno-, el del cine ha sido un campo que jamás ha llegado a satisfacerla profesionalmente por completo. Algo similar a lo que a la diva le ha sucedido si hablamos de su faceta personal, dentro de la que, tras frustados intentos al lado de Sean Penn, Warren Beatty, el entrenador Carlos León -padre de su hija Lourdes María- o el también director, Guy Ritchie, es evidente que, las relaciones largas, no son lo suyo. Por eso no extrañan los continuos rumores que apuntan a que, su noviazgo con el modelo, Jesús Lutz, tiene los días contados. Con una importante diferencia de edad entre ambos (casi 30 años a favor de ella), su romance está repleto de unas rupturas y reconciliaciones que, en principio, terminarían en septiembre.

Y es que, para esta inminente fecha, los novios se habrían marcado unirse para siempre, nada más y nada menos, que en una localidad cercana a San Petersburgo, llamada Strelna. Un bello y gélido entorno que la artista ya conoce y que tendría en el Palacio Konstantinovski, el lugar para el que, en el caso de la prometida, sería su tercera boda. Nos les queda mucho a los contrayentes pero, de haberse tomado la decisión, estamos convencidos que, la pareja, lo tendrá todo listo. Al fin y al cabo, cuando alguien es tan poderoso como Madonna, pocas barreras pueden resistírsele. Ni siquiera, en una jornada tan significativa como la de hoy, la de la edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios