Los Príncipes visitan Granada

  • Don Felipe y doña Letizia, junto a sus dos hijas, sorprendieron ayer con un viaje relámpago durante el que recorrieron el centro de Granada y la Alhambra como si de una familia de turistas más se tratase

Como si de unos turistas más se tratase, ayer los Príncipes de Asturias hicieron una visita sorpresa a Granada coincidiendo con la festividad de Todos los Santos. El centro de la ciudad, al ser no laborable, estaba repleto de ciudadanos que no salían de su asombro al cruzarse con un señor alto con camisa a cuadros y una señora con botines de tacón alto. Acompañados por varios escoltas, este detalle es el único que les diferenciaba del resto de familias que disfrutaron ayer de la jornada festiva visitando la Alhambra. Esto, y que eran nada menos que los Príncipes acompañados de sus dos hijas , las infantas Leonor (que el jueves cumplió ocho años, y ocupa el segundo lugar en el orden de sucesión a la Corona) y Sofía (de cinco).

Don Felipe y Doña Letizia recorrieron por la mañana algunas de las calles más turísticas y céntricas de Granada de la mano de sus hijas. Después, Los Príncipes pasaron parte de la tarde visitando la Alhambra, en un recorrido que pilló también por sorpresa al Patronato que gestiona el monumento nazarí, ya que al parecer habían reservado sus entradas de manera anónima como suelen hacer el resto de turistas que pasan por allí, que se cuentan por docenas al día.

El Patronato de la Alhambra informó de que los Príncipes de Asturias y sus hijas visitaron el recinto como el resto de usuarios, con los que de hecho habían compartido un recorrido por los Palacios Nazaríes durante el que intercambiaron gestos amables y cercanos con más de un ciudadano.

La visita sorprendió a los trabajadores de la Alhambra, que vieron a los Príncipes llegar al recinto andando desde el bosque de la Alhambra sin previo aviso de que iban a acudir allí. Previamente habían aparcado el coche en la zona, turismo que conducía el propio Don Felipe mientras su esposa iba en el asiento del copiloto y sus hijas en la parte de atrás. En el recorrido turístico, que comenzó pasadas las cinco de la tarde y terminó sobre las seis, hora de cierre del recinto, las pequeñas infantas quisieron fotografiarse en el Patio de los Leones, en el de Arrayanes y en los Jardines del Partal.

Tras correr la voz rápidamente de que los Príncipes de Asturias estaban en la Alhambra, numerosos ciudadanos les esperaron a la salida, en la plaza de Carlos V, para poder verles de cerca y saludarles. Don Felipe fue el que más saludos cosechó a su paso pues, sin soltar la mano de la infanta Sofía, más de una vez respondió a las personas que se dirigieron a él estrechándoles la mano y sonriéndoles.

Como recuerdo de su paso por Granada, los Príncipes compraron en la tienda de souvenirs del monumento unos peluches de León para las niñas, así como una guía de este conjunto arquitectónico y una pañoleta inspirada en los alicatados de la Alhambra.

A las pocas horas de su marcha, las redes sociales e internet se llenaban de fotos de los Príncipes tomadas por algunas personas que se habían topado con ellos a su paso por la ciudad granadina. Algunas imágenes muy curiosas, como la de Don Felipe, Doña Letizia y sus hijas esperando para cruzar en un paso de peatones rodeados de gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios