Sánchez Vicario retira la querella contra sus padres

Arantxa Sánchez Vicario ha firmado la paz con sus padres tras varios años de peleas en los juzgados y con una querella de por medio acusándoles de provocar su ruina. La ex tenista ha llegado a un acuerdo extrajudicial por el que retira la querella. Según ha trascendido, esta medida llega a cambio de recibir dos de sus propiedades: el piso en la céntrica avenida Diagonal de Barcelona, lugar de residencia de sus padres durante los últimos años, y el apartamento que tenía la deportista en la Costa Brava, en la ciudad gerundense de San Pol de Mar, en el que sus progenitores solían veranear. Este último tendrán que dejarlo antes del próximo mes de octubre. Mediante este acuerdo, que supone también la renuncia a ejercer acciones penales contra sus padres, la tenista pretende saldar sus deudas con Hacienda.

Los abogados de ambas partes, no obstante, han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran que los acuerdos alcanzados se han logrado "desde el respeto mutuo, con la ayuda del resto de miembros de la familia, y sin que exista contraprestación indemnizatoria ni compensatoria alguna entre las partes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios