Los apoyos de Cristina de Borbón

  • A pocos meses de su juicio oral, sus más íntimos sacan la cara por la hermana del Rey en 'Vanity Fair'

Comentarios 1

Imputada por los delitos fiscales de su marido, apartada de la Familia Real y perdido su título de duquesa de Palma, sin duda, no son tiempos fáciles para Cristina de Borbón, que dentro de pocos meses se enfrenta al juicio oral contra ella por su papel de cooperadora en dos delitos fiscales. Por si fuera poco, la hermana del rey, que ahora vive con su familia en Ginebra, ha sido condenada socialmente y ha pasado de ser infanta modelo a tildada de ladrona. La revista Vanity Fair ha publicado un extenso reportaje en el que analiza su actitud y lo hace desde el foco de la mayoría de sus problemas, el palacete de Pedralbes (al que nunca ha tenido acceso la prensa, hasta ahora). Sus más íntimos relatan a la publicación por primera vez cómo está viviendo su imputación y las presiones a las que está sometida.

La imputación de la infanta en el caso Nóos fue "un punto de inflexión para ella, nunca creyó que fuera a ocurrir. Pero no por ser quien es, sino porque no consideraba que hubiera hecho nada malo. Decía: "Yo no he hecho nada, ¿qué ha pasado?". Tenía y tiene la convicción de que es absolutamente inocente y la están implicando, cosa que yo también creo", asegura a la revista una de sus amigas, Vicky Fumadó. Kyril de Bulgaria, príncipe de Preslav y directivo de la City de Londres, cuenta: "Es verdad que la infanta nunca ha ido a renovarse el pasaporte o el DNI, así que es muy normal que no entendiera los detalles de cómo funcionaba su empresa. Ella conocía el trabajo de su marido, pero no pensó que estuviera haciendo nada ilegal, porque de hecho era público". "Hay que comprender que ella es una infanta de España, nunca se ha encargado de estas cosas. Las delegaba en su marido, como antes en su secretario o en su padre. Cuando nos compramos una casa, nosotros les explicamos qué era una hipoteca, y si hasta entonces no lo sabían era porque no habían tenido que ocuparse, es lo normal. Ella se preocupaba de sus hijos, de elegir el colegio. Y la parte económica la delegó en Iñaki", nos cuentan Cristina Fernández y Roberto Molina, matrimonio amigo de la hija menor de don Juan Carlos y doña Sofía.

Pablo de Grecia, su primo, afirma sobre el momento que atraviesa Cristina de Borbón: "Es incomprensible que se encuentre en esta situación. Ella, que siempre ha tratado de mantener a la familia unida, yendo a hablar con su padre, con su madre, sus hermanos. y que sea la que ahora está apartada. Felipe quiere muchísimo a su hermana, pero tiene una posición difícil. Es el rey. Él le pide a la gente que sea honesta y transparente y el pueblo también se lo exige".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios