El 'coloret'

  • Si el verano es alegría y la ropa la mejor forma de mostrar los estados de ánimo, esta temporada se va a notar la felicidad gracias a la variedad cromática

El rojo, la pasión; el azul, la inteligencia; el blanco, la serenidad. Cada color tiene una cualidad a la que se puede asociar, a veces sin explicación ni lógica. Pero lo cierto es que muchas veces se usan prendas en función del estado de ánimo de las personas y que, cuando se está contento, el armario parece la bandera del orgullo gay.

Por eso en verano se dejan atrás las tonalidades oscuras, que han sido las máximas en los looks invernales, para dar paso a un amplio abanico con todos los colores del arco iris. Y, si ya el verano pasado empezaron a verse colores chillones, esta temporada los tintes estridentes están a la orden del día.

Así que, para triunfar tanto de noche como de día, la mejor idea será combinar una prenda de corte más sobrio con otra en tonos alegres como el rosa fucsia, el azul Superman, el amarillo pollo o incluso la mezcla de todas esas tonalidades en algún complemento del estilismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios