Laura Ponte, modelo.

"Mi cuerpo no manda sobre mí"

  • Laura Ponte ha amadrinado en Cibeles 'Moda al desnudo by Crzcampo Light', una interesante iniciativa que nos permitido conocerla mejor.

Comentarios 1

Feliz con la relación que comparte con Mario Conde Jr., hijo del famoso banquero, Laura Ponte acaba de comparecer en Madrid para, durante la 'Cibeles Fashion Week´, prestar su imagen a un simpático acto durante el que, otra modelo, prestó su cuerpo como soporte de unas "prendas" pintadas sobre la piel. Una iniciativa en torno a la que conversamos con una mujer, ex de Beltrán Gómez Acebo, que no deja de idear propuestas profesionales las cuales, junto a sus dos hijos, llenan su tiempo de ilusiones.

-A propósito del evento… ¿Es usted cervecera?

-Bueno, sin alcohol, sí. Sobre todo, en el aperitivo. Aparte, me ha encantado lo de la moda al desnudo. Me parece fantástico que, en un lugar como Cibeles -el negocio de los tejidos-, se valore directamente un físico sin adulterar.

-¿Le ha dado lugar a darse una vuelta por el certamen?

-No. Aún no he podido ver nada. Lo que sí te digo es que existe un gran potencial y una industria a la que apoyar. Las nuevas generaciones llegan con fuerza y con ganas de hacerlo muy bien.

-¿Cómo se lleva usted con su propio cuerpo?

-Pues fatal durante unos años (y todavía tengo mis cosas) pero, gracias a Dios, estoy en una profesión que se ha reído de mis complejos. Yo no trabajaba por la perfección. Luego, con los años, la bendita seguridad que te da el día a día, reconozco que he llegado a llevarme bastante bien con él. Mi cuerpo no manda sobre mí. No tengo una tiranía de él. Me mueve lo que está dentro y, aunque se dice muchas veces, hasta que no estás bien de la cabeza, el resto es como un traje.

-¿De qué manera se logra esa estabilidad y esa claridad de pensamiento?

-Buscándote. Pensando y yendo para tu interior y viendo cómo quieres ser de verdad. Es muy fácil prostituirse. Sea como sea, estoy en el inicio. En este mundo de continuas novedades, a veces te quedas un poco aturdida y dejas de saber cuál es tu lugar.

-¿Se ha desnudado muchas veces en su trayectoria?

-No, no muchas. Nunca he estado muy cómoda. Más que nada, por respeto a mi familia. Y tampoco me gustaba mucho la actitud con la que se me ofrecían esos proyectos.

-Ya que menciona lo laboral, ¿en qué está ahora más implicada?

-En mis joyas. Tengo mi despacho en casa y ahí paso cada jornada.

-¿Y se adapta a trabajar en el mismo sitio donde vive?

-Sí… De hecho, me apasiona. Estoy feliz. Tengo tiempo para estar con mis hijos en un sitio muy agradable. Vamos, donde mejor se está… (risas).

-Ha sido una etapa, esta última, muy 'movida'… ¿Cuál es su balance al respecto?

-Muy positivo. Todo es siempre para estar mejor. En mi caso, con penas, risas y miserias… Como el resto de gente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios