Un merecido descanso para el Rey

  • Don Juan Carlos disfruta de sus tradicionales días de vacaciones en Mallorca · Un verano diferente para el monarca, que recuperándose de su intervención quirúrgica, no ha podido competir en la Copa del Rey de vela

Algo más de una semana lleva don Juan Carlos disfrutando de sus días de vacaciones en las Islas Baleares. El monarca se reunió con la Reina y los Príncipes de Asturias en Mallorca, donde tradicionalmente se toma unos días de descanso en la temporada estival.

La Familia Real española se traslada cada año a su residencia veraniega, Marivent, tras finalizar su agitada agenda de actos oficiales. Aunque este verano 2010 ha sido algo diferente. El Rey se ha reunido con su familia unos días más tarde de lo habitual y, por primera vez, no ha podido competir en la Copa del Rey de Vela a bordo del Bribón.

Desde el pasado mes de mayo -cuando fue intervenido de un nódulo pulmonar- el soberano ha mermado considerablemente sus apariciones públicas, dejándose ver en contadas ocasiones. Un postoperatorio muy tranquilo que sólo se ha visto interrumpido para acudir al día de las Fuerzas Armadas, celebrar la ofrenda del Apóstol Santiago o recibir a los campeones del mundo de fútbol en la Zarzuela. Por esto, los españoles han agradecido ver al rey Juan Carlos en Mallorca, con una imagen muy mejorada y de lo más veraniega.

No obstante, y a pesar de habernos dejado sin las imágenes más tradicionales de las vacaciones de la Casa Real, el monarca no ha parado desde que aterrizó en la isla balear. A tan sólo dos horas de poner un pie en el aeropuerto cenó con la tripulación del Bribón rodeado de empresarios y regatistas en el municipio de Calviá. Una cita, con motivo de la Copa del Rey de Vela, imprescindible en la agenda de cada verano del Rey. A esto hay que añadir la visita de varias personalidades como el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, la alcaldesa de la capital, Aina Calvo, o la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol. Aunque si una ha sido especialmente significativa es la de Michelle Obama. Los reyes de España ofrecieron un almuerzo en el Palacio de Marivent a la primera dama estadounidense, que saludó a los monarcas y a la Princesa de Asturias junto a su hija pequeña Sasha.

Unas jornadas muy agradables para don Juan Carlos en las que tampoco han faltado los compromisos, como la reinaguración de los jardines de la Casa March en Cala Rajada, o los tradicionales despachos de verano con el presidente del Gobierno.

Citas que no han sido impedimento alguno para que el soberano esté aprovechando su merecido descanso en Mallorca. Uno de los pocos viajes que ha realizado desde que fuera operado, y que un año más no ha querido perderse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios