La reinvención de Karl Lagerfeld

Intentando acortar la distancia con la alta costura, Karl Lagerfeld acaba de sorprender al mundo de la moda lanzando una nueva línea de pret-á-porter que se venderá a precios mucho más asequibles y que, en principio, estará disponible en Internet a partir de la temporada de otoño-invierno de 2011-2012. Una excelente iniciativa sobre la que el diseñador ya está trabajando y que, según sus palabras, le hace mucha ilusión. "El estilismo de masa es mi sueño desde hace tiempo", ha declarado el creador al respecto. "Era casi mi deber hacer esto con mi nombre puesto que supone el camino de la modernidad". No olvidemos que, en 2004, Lagerfeld había realizado un acercamiento en este sentido a través de una colección encargada por la firma H&M que cosechó un enorme éxito entre una clientela feliz por poder disfrutar de prendas auspiciadas por este personaje nacido en Hamburgo (Alemania) un 10 de septiembre de 1933.

Hijo de un miembro de una familia de banqueros suecos, con sólo 14 años decidió emigrar a París donde, poco a poco, fue construyéndose un nombre colaborando con diferentes casas de moda como Chloé, Fendi y Chanel. Más tarde, en los 80, fundó su propia marca, con la que lanzó perfumes y líneas de ropa que le dieron mucha fama y proyección internacional gracias a piezas como un bañador con agua burbujeante brotando en el frente, un vestido imitando a un automóvil con una parrilla de radiador y parachoques y multitud de sombreros excéntricos. Más tarde, en 2004, diseñó algunos elementos para las giras mundiales tanto de la cantante Madonna como de la australiana Kylie Minogue hasta que, en la actualidad, se ha convertido en jefe ejecutivo de la casa Chanel.

Pero, además de por su espectacular concepto del vestir, este referente se ha hecho muy popular por la transformación de su cuerpo (en apenas trece meses llegó a perder 36 kilos). "De repente me quise ver diferente, usar lo que hacía Hedi Slimane, que era algo pensado para chicos muy flacos (y no para hombres de mi edad). Por eso requería encontrar una nueva talla para mí", confesó nuestro protagonista al respecto de un cambio que quedó reflejado en un libro del doctor Jean-Claude Houdret titulado La dieta de Karl Lagerfeld.

Polémico en sus opiniones, Karl acaba de ser noticia por la consideración que ha realizado en torno a los matrimonios homosexuales los cuales, según él, no debieran producirse. "En los sesenta se reivindicaba el derecho a la diferencia y, ahora, de repente todos quieren una vida burguesa", comentaba recientemente en la revista Vice. De igual forma, el entrevistado afirmaba que tampoco es muy favorable a la adopción de niños en una pareja del mismo sexo pues se trata ésta de una situación difícil de imaginar. "Uno de los papás trabajando y el otro cuidando al bebé… ¿Cómo sería para el hijo? Lo que sí me parece mejor son lesbianas casadas con descendencia". Respecto a su privacidad, poco ha trascendido de quien no suele compartir lecho con las personas que ama. "No quiero hacerlo porque el sexo no puede durar pero, el cariño, sí". Es más, incluso ha escandalizado haciendo un alegato a favor de los prostitutos de lujo. "Los ricos se lo pueden permitir. El resto, tiene que conformarse con el porno". Palabra de Karl Lagerfeld para muchos, casi palabra de Dios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios