Abogados cuestionan el papel del juez para velar por la imagen del detenido

  • El decano del Colegio de Málaga subraya la "esquizofrenia" de un procedimiento en el que quien imputa y busca pruebas se encarga de hacer valer las garantías

Comentarios 3

Nadie es inocente. Las denominadas detenciones mediáticas o estrella en las que las imágenes de los sospechosos esposados ruedan de televisión en televisión y de primera en primera página de un periódico son el resultado de una concatenación de actores en la que participan evidentemente los medios de comunicación, pero también la Policía, los abogados y hasta la judicatura. Aunque la Ley de Enjuiciamiento Criminal ordena que las detenciones y registros se produzcan con discreción y sin menoscabar la reputación y dignidad de las personas, lo cierto es que muchas veces no se respeta. El Colegio de Abogados acogió ayer una mesa redonda sobre Operaciones policiales mediáticas dentro del I Encuentro abogados, Cuerpo Nacional de Policía y medios de comunicación, en la que participaron el director de Málaga Hoy, Antonio Méndez, el decano del Colegio de Abogados, Manuel Camas y el comisario provincial, Juan Jesús Peñalver.

Méndez realizó un recorrido por algunas de las operaciones policiales más sonadas que han tenido lugar en la provincia para generar la duda de por qué o a quién interesó que el desarrollo de los acontecimientos no se hubiera doblegado a lo previsto en la ley. O si simplemente se ha extendido ahora y no antes la preocupación por las garantías porque le ha tocado el turno a determinada delincuencia. Su primera conclusión es que nadie es inocente, aún cuando el comisario provincial destacara que su misión desde que tomó las riendas de la Policía en Málaga es, precisamente que las detenciones estrella no se produzcan.

No en vano Juan Jesús Peñalver reconoció que hace tres años recibió instrucciones precisas de sus mandos para que no se produzcan estos arrestos mediáticos. También aseguró que al plantear una detención alejada de los focos, en un juzgado fue recriminado porque en esas circunstancias se producirían discriminaciones respecto a la primera tanda de detenidos.

El decano del Colegio de Abogados, Manuel Camas, fue preciso al resaltar la "esquizofrenia" de un sistema en el que quien "dirige una investigación, acusa, busca pruebas e imputa es también quien tiene que defender las garantías procesales del imputado".

Camas llamó la atención sobre un ordenamiento judicial "obsoleto" que recoge cómo y de qué manera se debe de preservar la reputación de un detenido, pero no tipifica qué se debe de hacer cuando no se respetan esas garantías. El decano recordó que el Colegio de Málaga nunca ha conseguido que siga adelante un procedimiento relacionado precisamente con el menoscabo a la dignidad personal de un detenido. Es más, aseguró que nunca en España ningún tribunal ha dictado una sentencia en ese sentido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios