Actividades de ocio alternativas para atraer a los jóvenes

Acrobacia en el 'skate park', incorporado a Alterna en la Movida. Acrobacia en el 'skate park', incorporado a Alterna en la Movida.

Acrobacia en el 'skate park', incorporado a Alterna en la Movida. / javier albiñana

Una de las herramientas con las que el Ayuntamiento de Málaga sigue tratando de contrarrestar el botellón es la del programa de Alterna en la Movida, mecanismo con el que se busca ofertar actividades suficientemente atractivas como para disuadir a los jóvenes de estar bebiendo en las calles de la ciudad. La concejala de Juventud, Elisa Pérez de Siles, pone en valor esta estrategia ante lo que considera un "fenómeno sociológico, una manera de relacionarse que tienen los jóvenes".

Para la edil, la prohibición adoptada en su día perseguía fundamentalmente incidir en la prevención del consumo abusivo de alcohol a edades cada vez más tempranas. Y en este objetivo la puesta en marcha de acciones de ocio alternativo es clave. "Tenemos cubierto todos los meses y cada año tratamos de incorporar aquellas actividades que nos solicitan los propios usuarios", expuso Pérez de Siles, que quiso incidir en que "el joven que hace botellón tiene talento, usa nuevas tecnologías... El consumo suele estar estrechamente vinculado con la manera de disfrutar del ocio".

Este programa está destinado a jóvenes de entre 16 y 35 años, incluyendo actividades variadas que giran en torno a temáticas como la cultura, la artesanía, las manualidades, la cocina, la naturaleza. Las mismas tienen lugar los viernes y sábado noche, en un horario comprendido entre las 22:00 y las 02:00. El impacto alcanza las 4.000 plazas, según los datos aportados desde Juventud.

Y hay que seguir ofreciendo oportunidades. Y en eso todos tenemos que ir de la mano. No puede ser el esfuerzo único del Ayuntamiento. Hay que ir de la mano con el Gobierno, que permite pedir proyectos por hasta 250.000 euros (casi el doble), que este año destina más dinero, y la Junta. Ahora el fenómeno del botellón como antes ya no existe. Pero es cierto que quedan reductos de jóvenes que ven en ello una forma de relacionarse.

En la primera de las ediciones del año pasado (marzo a junio) se ofrecieron más de 2.000 plazas distribuidas en 64 actividades, tales como visitas y actividades en los museos, clases de cocina, talleres de manualidades, cine, gymkhanas en el centro histórico. Mientras, en la segunda (de septiembre al 2 de diciembre) se abrieron más de 2.000 plazas en 73 actividades, incluyendo como novedades el skate park y el Polo Digital de Tabacalera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios