Acusan al Carlos Haya de una supuesta "dejadez" médica

  • La familia de un paciente que murió el 4 de noviembre denuncia al hospital

Una familia de Estepona ha presentado una denuncia en un juzgado de instrucción de Málaga contra el subdirector del Hospital Carlos Haya, así como contra el jefe del servicio de Neurocirugía y el jefe del servicio de Radiología Vascular del centro sanitario por un presunto delito de negligencia "con resultado de muerte" y omisión del deber de socorro "por no aplicación del tratamiento médico debido".

Según David Valadez Guillén, hijo del fallecido, su padre fue trasladado al Carlos Haya el pasado 13 de septiembre tras ser ingresado en el Hospital Costa del Sol de Marbella seis días antes, donde le diagnosticaron una "fístula arteriovenosa dural occipital provocada por una trombosis".

Los denunciantes entienden que el paciente "sufrió dejadez por parte de los responsables médicos" que no intervinieron al enfermo durante los 33 días que estuvo ingresado hasta su deceso el pasado 4 de noviembre.

El hijo del fallecido asegura que su padre "estuvo tres días en ayunas a la espera de que le realizaran una prueba previa a la embolización, que no le hicieron hasta el 24 de septiembre porque no estaba en lista de espera".

La operación se programó para el 28 de septiembre, pero, según el denunciante, "se canceló minutos antes de iniciarse porque en preanestesia detectaron que no se había suspendido el tratamiento con la antelación debida ante una intervención de estas características".

Finalmente, se programó nuevamente el ingreso en quirófano para el 17 de octubre, pero dos días antes, el paciente "sufrió una crisis epiléptica, un cuadro de infecciones hospitalarias como meningitis, neumonía y listeria", por lo que ingresó en la UCI el 17, donde murió dos días después a consecuencia de un derrame cerebral que, según el hijo, "no se habría producido de haberse realizado la embolización para la que ingresó".

El hospital explicó ayer que la atención se ajustó a los protocolos establecidos para los pacientes de mayor gravedad, que se le aplicó un tratamiento que tuvo que ser interrumpido por problemas clínicos del paciente y que la reclamación interpuesta por el hijo del fallecido está siendo estudiada por los servicios centrales del SAS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios