El dueño de Aifos matiza su declaración y dice que se habría entregado "alguna cantidad a Roca"

  • Ruiz Casado ha apuntado que dejaba "cheques en blanco, tanto la cantidad como el destinatario", porque "teníamos intermediarios que no tenían claro a nombre de quién iban a facturar"

El dueño de la promotora Aifos ha matizado este miércoles la declaración que hizo ayer en el juicio del caso 'Malaya', en la que dijo que no se hicieron pagos al principal acusado, Juan Antonio Roca. Así, ha dicho que hay un desfase en las cuentas de la empresa y, a la pregunta de si hubo pagos en efectivo, ha contestado: "reconozco y he tenido conversaciones con Francisco García Lebrón --director Comercial, también acusado-- que le ha entregado alguna cantidad al señor Roca, proveniente de ese descuadre".

El letrado de la Junta de Andalucía, personada como acusación, ha preguntado a Jesús Ruiz Casado por su escrito de defensa, en el que se señala que Aifos "ha entregado cantidades en efectivo a Juan Antonio Roca", a petición de éste, "en la confianza" de que eran para "dotar de tesorería al Ayuntamiento de Marbella (Málaga)" y ello "para evitar que el impago de las exacciones requeridas diera lugar a actuaciones arbitrarias del Ayuntamiento contra la empresa que pudiera perjudicar sus legítimas actividades".

Ante las contradicciones en las distintas manifestaciones realizadas por este acusado a lo largo de la instrucción y también con lo que aseguró al respecto el presunto cerebro de la supuesta trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, el presidente del Tribunal, José Godino, ha instado a la secretaria judicial a que lea todas las declaraciones hechas por Ruiz Casado que constan en la causa, así como dicho escrito de defensa.

Ruiz Casado ha explicado que en el informe pericial presentado sobre las cuentas de la empresa "hemos detectado un descuadre y no sabemos qué destino se ha dado a 135.000 euros", añadiendo que hay una coincidencia de 90.000 euros con una de las anotaciones de los archivos informáticos intervenidos en la empresa Maras Asesores, vinculada a Roca. En este sentido, ha aseverado que él sólo autorizó a García Lebrón "para que apoyara el Ayuntamiento en patrocinios, festejos y demás".

"Entonces, no puedo saber si las instrucciones que di se han cumplido perfectamente o hay un descuadre, por eso el escrito de defensa está así", ha dicho, al tiempo que ha reconocido que "evidentemente, yo he consentido que se haya producido un descontrol en mi empresa, porque si no, tendría que cuadrar". "No he controlado suficientemente este asunto", ha lamentado Ruiz Casado, quien ha apuntado que no tiene controlada dicha cantidad, aunque no puede precisar si las cantidades son "mayores".

Ha insistido en que hizo una "autorización de tipo genérico" a García Lebrón para "prestar apoyo económico" al Ayuntamiento marbellí, con patrocinios, que ha cuantificado en unos 890.000 euros, para "actos sociales, benéficos, carnavales, Fitur, ferias...". Ha explicado que aceptaron esto porque previamente habían tenido "un enfrentamiento muy duro" con el Consistorio respecto al hotel Guadalpín Marbella "y no quería que se volvieran a producir y que pudiéramos acabar lo que nos quedaba con suficiente tranquilidad".

Sobre los supuestos pagos, cuestionado por su defensa sobre si supo que García Lebrón entregaba dinero en metálico a Roca, ha señalado que "cuando lo hizo, no", sino que tuvo conocimiento "con posterioridad", añadiendo que el director Comercial le explicó que se hacía "en ejercicio de esa autorización genérica y que él pensaba que tendría la correspondiente factura del concepto que fuera". Ha precisado que ese procesado "lleva solicitando los recibos y las facturas durante bastante tiempo".

Ha indicado que "nadie" del Ayuntamiento le pidió nada a él personalmente, sino que las peticiones fueron "a través de García Lebrón", acusado que aún tendrá que declarar ante el Tribunal, y del que ha dicho desconocer "si ha hecho alguna vez algún negocio con el señor Roca". "Evidentemente, en mi empresa, si yo hubiera conocido que algún directivo hubiera tenido actividades similares a la empresa o negocios con alguien, inmediatamente lo habría despedido", ha apostillado.

Ruiz Casado ha apuntado que dejaba "cheques en blanco, tanto la cantidad como el destinatario", porque "teníamos intermediarios que no tenían claro a nombre de quién iban a facturar y además hacíamos de vez en cuando primas a empleados". Ha vuelto a decir que se autoinculpó para "eludir la prisión" y que las cifras que aparecen en sus declaraciones de 4,8 millones de euros --pagos por los que se le acusa-- las declaré "porque la Policía hizo un cálculo erróneo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios