Alhaurín de la Torre se opone al plan de la Junta de hacer 4.000 VPO

  • Los tres grupos de la corporación, incluido el PSOE, rechazan la propuesta del POT de Málaga para la zona del Piamonte y abogan por distribuir estos pisos

Comentarios 3

Los tres partidos políticos que integran la corporación municipal de Alhaurín de la Torre, PP, PSOE e IU, han decidido unirse en contra de la decisión de la Junta de Andalucía de introducir en el Plan de Ordenación Territorial (POT) de Málaga y su área metropolitana una reserva de terreno de 160 hectáreas en la zona del Piamonte para la construcción de unas 4.000 Viviendas de Protección Oficial (VPO).

Las formaciones mostraron su rechazo a la determinación planteada por la Administración autonómica y anunciaron una campaña de recogida de firmas con la que se trata de impulsar la presentación de alegaciones particulares al documento supramunicipal, sometido en la actualidad a información pública. Asimismo, las tres fuerzas presentarán una moción conjunta en contra de los planes de los redactores del POT que, junto a las firmas recogidas, será presentada ante el Gobierno andaluz a modo de alegación.

Según explicaron desde el equipo de gobierno, "esta medida ha levantado una considerable alarma social en el municipio", ya que el área de reserva se localiza en un espacio situado entre el Romeral y el arroyo del Valle, abarcando terrenos rústicos y agrícolas que se sirven de una única carretera, la A-7052, que une la barriada de Churriana con el municipio de Cártama. Esta vía, indicaron, ya presenta en la actualidad problemas circulatorios por el elevado número de vehículos que la transitan.

Desde el Consistorio explicaron que en esta superficie el plan de ordenación prevé la construcción de 7.200 nuevas viviendas, de las que el 60 por ciento, unas 4.300, serían pisos a precio asequible. Asimismo, fuentes municipales indicaron que esta zona tendrá como misión acoger parte de la demanda existente en Málaga ciudad y que no encuentra una respuesta adecuada en este municipio.

Por ello, el equipo de gobierno precisó que de llevarse a cabo las previsiones incluidas en el POT de Málaga y su área metropolitana, los suelos objeto de la polémica podrían llegar a albergar una población cercana a los 30.000 habitantes. Es decir, "tantos como los existentes ahora mismo en el municipio, con lo que se duplicaría con un solo acto la población existente". En esta línea, insistieron en señalar que se trataría de un nuevo municipio, "aislado, que carece de las infraestructuras básicas y con un diseño en bloques de varias plantas que choca con el desarrollo horizontal de Alhaurín".

La alternativa que ofrece el Ayuntamiento pasa por distribuir las viviendas sociales en diferentes zonas, de manera que se logre la integración y se dote de los servicios básicos a los residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios