Alumnos de Bellas Artes iniciarán las clases con más de un mes de retraso

  • La Universidad anuncia el comienzo del curso el 4 de noviembre y garantiza que se recuperarán las horas perdidas

La espera de los estudiantes de la Facultad de Bellas Artes, que no pudieron iniciar el curso académico conforme a la fecha oficial, fijada el 29 de septiembre, toca a su fin. Tras varias semanas de retraso con respecto al resto de centros de la Universidad de Málaga (UMA), la administración académica ya ha marcado en el calendario un día para dar inicio a las clases en esta especialidad: el 4 de noviembre. En esa jornada, según informaron ayer desde la institución académica, se producirá la presentación oficial a los alumnos, a las 12:00, en Aulario Severo Ochoa.

Con ello se pone fin a más de un mes de demora, motivada, de un lado, por el retraso de las obras de las instalaciones que acogerán a los estudiantes, y a los problemas en la contratación de media docena de profesores que se iban a ocupar de impartir las asignaturas optativas. Este desfase, no obstante, no incidirá negativamente en el programa lectivo, según precisaron desde la UMA. La intención es que las horas que no se han podido dar hasta la fecha sean recuperadas.

Desde la UMA, señalaron que una vez culminados los trabajos de ejecución del nuevo aulario, que estará junto a Informática, los estudiantes de los cuatro cursos de Bellas Artes estarán dividios en dos sedes, ambas situadas en el campus de Teatinos: El aulario Severo Ochoa y el edificio de reciente construcción. Sin embargo, un año más se pone de manifiesto que la titulación de Bellas Artes vuelve a afrontar el curso en una sede provisional, sin que de momento se vislumbre dónde se ubicará de forma definitiva. A lo largo de los últimos años, los intentos por acomodar esta titulación en el Gaona, en el centro de Málaga, quedaron en nada por el uso educativo de estas instalaciones, donde se localiza el Instituto Vicente Espinel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios