Amco elige Málaga para entrar en España

  • La multinacional, con sede en Estados Unidos y presencia en México, está especializada en enseñar inglés a niños

Comentarios 1

La multinacional norteamericana Amco acaba de aterrizar en España y ha escogido Málaga para crear su filial en el país y servir de lanzadera para extenderse por todo el territorio nacional. La empresa, que está especializada en la enseñanza de inglés a niños en colegios mediante una metodología propia, creó Amco Iberia en mayo de este año en Málaga y, en este tiempo, ya ha abierto una segunda oficina en Madrid y está presente en seis colegios del país, entre los que se encuentran los conocidos San Ildefonso y Ramiro de Maetzu en Madrid, así como el colegio Valder (también en Madrid), los Salesianos de Montilla (Córdoba), la Sagrada Familia (Granada) y el Cardenal Spínola (Sanlúcar la Mayor, Sevilla). El objetivo de la empresa es "entrar entre 30 y 50 colegios en toda España en el siguiente curso", explica a este diario el mexicano Ricardo Rubio, director general de Amco Iberia.

"Vinimos a España porque nos llamaron. Una consultora española especializada en sistemas de calidad en colegios vio el trabajo que hacíamos en Estados Unidos y México y pensaron que podíamos aplicar nuestra metodología a los centros educativos españoles", apunta Rubio. La elección de Málaga como sede central, según este directivo, se debió a varias circunstancias. "Vimos que en Málaga hay una buena calidad de vida y que está muy bien comunicada con el resto de puntos de España. La llegada del AVE creo que también es muy positiva. A eso hay que añadirle que Málaga es un centro turístico y nosotros nos dedicamos principalmente a dar enseñanza bilingüe", continúa.

Amco se creó en 1986 en Estados Unidos y dio el salto a México en 1995, donde empezaron impartiendo su metodología en un colegio en Tijuana. "Estuvimos cuatro años allí mejorando los procesos en un colegio bilingüe y, cuando el producto ya estaba consolidado, nos expandimos por el resto del país. En estos momentos estamos presentes en 350 colegios en 88 ciudades mexicanas con 130.000 alumnos", afirma Rubio. En Estados Unidos están en más de un centenar de centros en los estados de Texas y California.

La metodología utilizada por la empresa se aplica a niños de entre dos y 16 años y busca que los estudiantes "aprendan el inglés de forma entretenida, que aprendan a pensar en inglés antes que en español y para eso, por ejemplo, hacemos que los alumnos tengan que escribir canciones, cantarlas y hasta bailarlas".

La compañía, según Rubio, se adapta a las necesidades educativas en inglés de cada colegio hasta el punto "que personalizamos los contenidos en función de las carencias que pueda tener cada centro". Amco ofrece un libro distinto mensual, discos compactos para el colegio y para la casa del alumno, o carteles, entre otro material.

"Tenemos comprobado que la única forma de que los alumnos aprendan es que se diviertan", dice Rubio, pero eso no quiere decir que la metodología no esté cuidada. "De hecho, hemos unificado las teorías de inteligencia emocional, musicoterapia, mapas mentales o múltiples inteligencias de profesores eminentes como Goleman, Gardner, Lozanov, Buzan o Piaget", señala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios