'Ana' golpea Málaga

  • Las fuertes rachas de viento tumbaron árboles y ramas ocasionando dos heridos leves.La lluvia dejó una media de 20 litros en la provincia y entre 11 y 13 sobre los embalses

La borrasca Ana, que ayer atravesó la Península con fuertes rachas de viento y lluvia, golpeó la provincia de Málaga, ocasionando un centenar de incidencias, la mayoría relacionadas con caídas de árboles, ramas y mobiliario urbano sobre las carreteras e importantes problemas de tráfico durante la mañana. Una de esas ramas impactó sobre una mujer en la Alameda Principal, en la capital, causándole heridas de las que fue atendida en el Hospital. Una segunda persona resultó herida en Mijas Costa al caerle encima una maceta, aunque fue asistida en plena calle, según los servicios de emergencia.

Las rachas de viento fueron importantes hasta que a mediodía se desactivó la alerta naranja del Centro Meteorológico. La Aemet registro velocidades de hasta 100 kilómetros por hora en el puerto de la capital a las 8,40 de la mañana, así como 80 kilómetros hora en el aeropuerto, rachas de 94 en Benahavís, los 89 en Alpandeire o los 83 de Marbella, en la zona de Cabopino. En Ronda, otro de los puntos más afectados por la borrasca, las rachas máximas fueron de 80 kilómetros por hora.

Como consecuencia del viento, la ciudad se vio colapsada durante unas horas, con los bomberos "desbordados" por la treintena de intervenciones realizadas para retirar árboles y ramas.

Los atascos de tráfico fueron generalizados durante la mañana en el centro de la capital. Un ficus de 140 centímetros de diámetro se precipitó sobre la carretera, a la altura del número 8 de la Alameda Principal. El incidente tuvo cerrada esta vía central de la ciudad hasta casi las tres de la tarde, junto con el Paseo del Parque, cerrado también por una salida de agua. El paso de peatones entre la calle Córdoba y Puerta del Mar también quedó cerrado durante unas horas.

Al cierre de la Alameda se sumó la clausura del Paseo de los Curas, también por la caída de ramas sobre la vía. La acumulación de estos materiales sobre las aceras permitió abrir la carretera con antelación y aliviar el tránsito rodado del centro mientras seguía cortada la Alameda.

Los servicios municipales trabajaron para retirar árboles de varias calles de Teatinos, así como de otro ficus que se precipitó frente al Hospital Civil. La fuerza del viento también derribó dos palmeras en el Paseo de la Farola, y en el Limonar, un contenedor en la avenida de Sostoa, y un semáforo en la avenida Barceló.

Los incidentes se multiplicaron con la caída de cascotes y señales de tráfico, algunas de la cuales ocasionaron daños en vehículos estacionados. Las vallas de las obras del metro y otros elementos de la señalización de esta obra también se vieron afectadas por la fuerza del viento. En total, las llamadas a la Policía Local de la capital sumaron 45 peticiones de intervención.

En la provincia, la borrasca sólo obligó a cortar una carretera durante dos horas, la N-331, que corre paralela a las Pedrizas, en Antequera. El motivo de la interrupción fue la acumulación de agua, según la Dirección General de Tráfico. Ninguna otra carretera tuvo que ser cortada, aunque si se registraron incidencias por ramas y árboles en las proximidades de Puerto del Monte, en la serranía de Ronda.

El Consorcio de Bomberos de Málaga intervino durante la jornada en seis municipios de la provincia por distintos desprendimientos. Los más importantes se registraron en Estepona y Ronda. En el municipio costero, las plantas arbóreas obligaron a cortar al tráfico cuatro vías internas. También en Ronda otros dos ejemplares se precipitaron sobre el Llano de la Cruz y la calle Guadalete y se aseguraron algunas canaletas ante el riesgo de caídas. En Alhaurín de la Torre, las ramas y plantas interrumpieron la circulación en varios puntos. Otros dos árboles fueron retirados de la vía en el municipio de Pizarra y en La Cala del Moral, de Rincón.

El viento fue el causante de los mayores problemas, pero 'Ana' también trajo precipitaciones, que en general fueron poco copiosas. Llovió en toda la provincia y lo hizo por todas las comarcas, aunque en menor medida sobre la Axarquía, la más afectada por la actual situación de sequía. Sobre la zona de los embalses del Guadalhorce cayeron entre 11 y 13 litros por metro cuadrado y 34 sobre Villanueva de la Concepción. En la capital se recogieron 12 litros en el aeropuerto y Antequera y Ronda tuvieron registros de 21 y 20 litros, respectivamente. Torremolinos recibió 30 litros y Vélez tan sólo 9 durante la borrasca.

Las lluvias darán paso entre hoy y el jueves a una bajada de las temperaturas, a la que seguirá la entrada de un nuevo frente el viernes que ocasionará precipitaciones en toda la provincia, según las previsiones de Aemet.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios