Análisis con la Junta de las medidas anticrisis

EL pasado lunes se celebró en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) una reunión entre María Gámez, delegada del Gobierno en Málaga; Enrique Benítez, delegado de Economía y Hacienda; Vicente García Martín, presidente de la CEM; Javier González de Lara, vicepresidente de la CEM; Jerónimo Pérez Casero, presidente de la Cámara de Comercio, y Andrés García Martínez, gerente del mismo ente. En el transcurso del encuentro, los empresarios trasladaron a la delegada algunas inquietudes y preocupaciones de gran trascendencia. Se trata de la primera reunión con la máxima responsable del Gobierno andaluz en la provincia, y quedó patente el mutuo interés por una relación fluida y de colaboración.

El presidente de los empresarios destacó que factores como la subida del nivel de endeudamiento de los hogares y pequeñas y medianas empresas, el incremento de la inflación, de los precios de los alimentos y la energía, el endurecimiento de las condiciones financieras, la pérdida de dinamismo en el consumo y la disminución en la creación de empleo, obligan a la CEM y a la Cámara de Comercio a requerir a las Administraciones Públicas, y en este caso a María Gámez y Enrique Benítez, su apoyo para propiciar un marco jurídico y económico estable que genere certidumbre, y un clima de confianza que favorezca la inversión.

Una de las principales fortalezas de la economía malagueña es su carácter dinámico y su iniciativa emprendedora. Vicente García recordó a los gestores públicos que, para ser más competitivos e incrementar la productividad, es preciso un mayor esfuerzo en formación, tanto Reglada como Continua, propiciando el fomento del espíritu emprendedor desde las primeras etapas educativas. Los empresarios pusieron de manifiesto la importancia de potenciar, conjuntamente con la Administración, la implantación de nuevos sistemas de Innovación, una de las grandes asignaturas pendientes de nuestra economía, así como favorecer la inversión en pequeñas y medianas empresas e infraestructuras.

Vicente García habló de la importancia de mantener y potenciar aún más el diálogo social en Andalucía, a través del VI acuerdo de Concertación Social entre empresarios, sindicatos y Administración, cuyo objetivo es aumentar la competitividad y la productividad de las empresas andaluzas, unida a la creación de empleo más estable. También recordó la disponibilidad al consenso de María Gámez en su anterior responsabilidad como delegada de Innovación, y expresó su deseo de que se siga manteniendo esta predisposición al diálogo.

Reiteró también Vicente García el compromiso de los empresarios con la Responsabilidad Social Corporativa, ya que la empresa, estrechamente vinculada al resto de la sociedad, participa de manera activa en el desarrollo colectivo, y es esencial que esta participación se lleve a cabo en los marcos de respeto a la Ley, honestidad, igualdad, libertad y justicia, valores de fuerte contenido ético y moral que deben ser aplicados por todos.

Gámez y Benítez informaron a los empresarios de la disposición de un Decreto Ley que dispone medidas tributarias y financieras de apoyo a la actividad económica de las empresas andaluzas. La adopción de estas medidas se justifica en la necesidad de contribuir a impulsar la actividad económica para paliar los efectos de la actual situación de desaceleración que atraviesa la economía, e incluyen disposiciones sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, para ayudar a la adquisición de la primera vivienda, modificaciones sobre la tasa de actividades de control sanitario en mataderos y salas de despiece, para reducir las cargas tributarias de los ciudadanos, y medidas que modifican el reglamento de concesión de avales a particulares y pequeñas y medianas empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios