Andalucía acentuó su estacionalidad turística y precariedad laboral en 2011

  • El sector experimentó un crecimiento de visitantes y pernoctaciones pero también hubo mayor cierre de plazas hoteleras en invierno

La industria turística andaluza tuvo en 2011 como "luces" un crecimiento de visitantes y pernoctaciones, impulsado por el aumento del turismo extranjero, pero también "sombras" como el cierre de más plazas hoteleras en invierno y el incremento de la precariedad en el empleo, según Comisiones Obreras.

El balance de la actividad turística y el empleo en Andalucía el pasado año es agridulce, ya que los buenos datos de turistas y estancias en el destino, favorecidos por la situación de incertidumbre política en el Norte de Africa, no se reflejaron en la misma medida en el empleo.

De hecho, según el secretario de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO en Andalucía, Gonzalo Fuentes, el empleo hotelero fue la variable que menos creció (+0,10%), mientras que las pernoctaciones lo hicieron un 3,21%, los viajeros un 3,07% y la ocupación el 2,5%.

Ello ha supuesto un incremento de la carga de trabajo y de la economía sumergida, ha explicado Fuentes, quien ha llamado la atención sobre el aumento de la temporalidad de los contratos, que se sitúa en el 45,2% -nueve puntos más que la media española- y de las jornadas a tiempo parcial en detrimento de las de tiempo completo.

Fuentes también ve con preocupación el aumento de la estacionalidad, que CCOO considera el problema estructural más importante de la industria turística andaluza, dado que cada vez hay más establecimientos hoteleros de temporada y los que ya lo son abren menos tiempo.

Así, este invierno está siendo el peor por el número de plazas cerradas, que en la Costa del Sol ha alcanzado el 40 por ciento, cinco puntos más que el anterior y el doble que hace dos años, situación que se une a la de otros destinos costeros como Huelva y Almería, con un 80% de plazas cerradas, o Cádiz, con el 60% aproximadamente.

La pérdida de empleo que ha habido para el invierno en Andalucía es de más de 35.000, cifra que no incluye los puestos de trabajo indirectos a los que afecta el cierre de establecimientos.

CCOO ha reclamado un esfuerzo de las administraciones y los empresarios para que no cierren los hoteles y han advertido de que no aceptarán la reconversión de hoteles de apertura permanente en la Costa del Sol por otros de temporada.

En este sentido, la secretaria de Turismo de CCOO en Málaga, Lola Villalba, ha dicho que le preocupa que la "proliferación" de expedientes de suspensión temporal se convierta en cierres permanentes de hoteles, "igual que en la costa de Almería".

Otro problema añadido que tiene la Costa del Sol es el de los establecimientos inmersos en concursos voluntarios o necesarios de acreedores, ocho en la actualidad, que tienen como "denominador común" que fueron comprados durante el auge inmobiliario y fueron usados como "vehículo para actividades especulativas", según Villalba.

La dirigente sindical teme que los empresarios quieran utilizar la Ley Concursal para cerrar los hoteles y venderlos sin trabajadores.

Para este año, el sindicato cuenta con previsiones "óptimas" de cara al verano y espera que se mantenga la tendencia de 2011 en el turismo extranjero, mientras que no espera un comportamiento al alza del turismo nacional por el impacto de las medidas de ajuste en la economía de los españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios