Annan culpa a EEUU del conflicto en Iraq pero pide resolverlo entre todos

Kofi Annan habló claro ayer en Málaga. El ex secretario general de Naciones Unidas (ONU), que dio una conferencia en el Palacio de Ferias de la capital dentro del Foro Encode organizado por la Junta de Andalucía, culpó a Estados Unidos de la guerra en Iraq y sus posteriores repercusiones, si bien apeló a la solidaridad internacional para hacer frente al conflicto. "Estados Unidos ha creado el problema, pero ahora ha pasado a ser un problema de todos y entre todos tenemos que colaborar porque si no va a haber un conflicto mayor en el futuro. Todos tenemos la responsabilidad de trabajar con el Gobierno iraquí y sus ciudadanos para pacificar la región antes de que se envenene más", afirmó.

La situación en Oriente Medio es uno de los aspectos que más preocupan al actual presidente del Foro Humanitario Global. "Hay muchos conflictos que se alimentan unos a otros, lo que es frágil y peligroso. El precio del barril de petróleo ya ronda los 100 dólares y si sigue la situación de deterioro en la zona podría haber unas consecuencias muy negativas", continuó. El terrorismo es otro problema, seguido de la pobreza, las guerras, la violación de derechos humanos, el crimen internacional, las enfermedades infecciosas y el cambio climático que, según Annan, "son las mayores amenazas a las que se enfrenta el mundo en el siglo XXI". El ponente aseguró que en el planeta "hubo un antes y un después del 11 de septiembre" y que ahora hay una tendencia a crear un conflicto entre civilizaciones que puede estar directamente ligado al terrorismo. No obstante, Annan exigió que la lucha contra el terrorismo "no se tome como excusa para erosionar los derechos civiles de las personas porque así sólo se consigue que los terroristas recluten a más gente". "Si te dicen que debes renunciar a tus derechos para que te protejan, igual no estás protegido", afirmó tajante.

Pese a la tensión internacional, el que fuera máximo responsable de la ONU entre 1997 y 2006 y premio Nobel de la Paz en 2001 señaló que, a escala mundial, "las cosas están mejor ahora que hace cinco años. Hay millones de personas en la India o China que han conseguido salir de la pobreza extrema y se está avanzando en materia de salud y educación en África". No obstante, también hay numerosos motivos para la duda. Annan reconoció que el plan impulsado por la ONU de acabar con la pobreza en 2015 "no se va a cumplir a menos que hagamos entre todos un esfuerzo extraordinario". Y ese esfuerzo debe partir de todos. De los gobiernos, de las empresas y de los propios ciudadanos porque éstos últimos "tienen el poder de cambiar las cosas aunque muchas veces no sabemos cómo utilizarlo".

Annan dedicó buena parte de su discurso a reclamar a las empresas una mayor implicación en el desarrollo económico, social y hasta medio ambiental de las distintas regiones del mundo. El ex secretario general de la ONU dijo que las empresas "pueden ir más allá porque las inversiones que hagan pueden tener la misma importancia que la decisión que puedan tomar los gobiernos. Deben tener un enfoque más amplio".

El ghanés también tuvo tiempo para hablar del cambio climático. Precisó que no se trata de un problema de futuro, sino que "ya es una amenaza para todos", a la vez que señaló que en el mundo hay 200 millones de personas que viven en zonas costeras que están en riesgo si sube el nivel del mar. Múltiples problemas y una única solución: la cooperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios