Arenas defiende la presunción de inocencia y el PSOE pide su renuncia

  • Bendodo asegura que hasta que no haya una sentencia en firme el partido no intervendrá

Comentarios 1

Como no podía ser de otra forma la sentencia condenatoria contra el alcalde de Alhaurín el Grande entró de llenó ayer en el debate político. Uno de los primeros en pronunciarse fue el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, quien propuso un "debate franco y sereno" entre todos los partidos "sobre el alcance de la presunción de inocencia" de los dirigentes políticos que estén imputados o condenados, con el objetivo de utilizar "el mismo rasero para todas las formaciones". Arenas se preguntó "hasta dónde se protege" la presunción de inocencia de los imputados, y si ésta lo es o no hasta que no se produce una sentencia "firme", por lo que apostó por "resolver este debate" entre todos los partidos políticos "para utilizar el mismo rasero para todas las formaciones". En su opinión, sólo hay dos formas de resolverlo: o con cambios legales o con acuerdos políticos, aunque reiteró que en el caso del alcalde de Alhaurín el Grande respeta la decisión de que vaya a recurrir ante el Tribunal Supremo dicha condena.

Por su parte, el presidente provincial del PP en Málaga, Elías Bendodo, aseguró ayer que es "absolutamente respetuoso con cualquier decisión judicial" y por tanto respetó "al cien por cien" la sentencia. "Otra cosa es que la podamos compartir o no y que creamos en la inocencia de Juan Martín Serón", señaló el dirigente popular, que añadió que "este proceso todavía tiene que seguir avanzando". "Cuando haya una sentencia firme es cuando, según los estatutos, entra a actuar el partido, pero mientras no haya una sentencia firme condenatoria no vamos a actuar, porque no nos corresponde tomar una decisión que compete a los jueces", insistió.

Desde el PSOE el discurso era diametralmente opuesto. El candidato a la Secretaría General del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba señaló que el alcalde de Alhaurín el Grande "debe dimitir" tras la sentencia. Por su parte, el secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, criticó al PP por mantener en el cargo al alcalde. "Sólo las declaraciones de Martín Serón son motivo de sobra de expulsión y de dimisión", consideró Heredia, quien apuntó que el PP "está respaldando y amparando a un alcalde que tiene una actitud de desprecio insostenible a nuestro Estado de Derecho y a las instituciones democráticas".

A su juicio, nadie que esté en un cargo público "puede poner en entredicho la actuación de la Policía, las decisiones de un juez y culparlos de contubernio con un partido político", señaló, y agregó que "si el presidente del PP no le pide la dimisión es porque apoya sus manifestaciones en contra de la Policía, los jueces y las calumnias contra el PSOE". "Arenas le pide a los demás partidos aquello que no exige a sus militantes y cargos, dice lo contrario de lo que hace, proclama la presunción de inocencia cuando es uno de los suyos. Para él existen dos tipos de corruptos: los de su partido y los otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios