En libertad la madre y la abuela de la menor de 2 años presuntamente maltratada

  • El bebé fue ingresado por varias fracturas en varias ocasiones

La Fiscalía de Menores solicitó libertad vigilada de la menor de 17 años detenida por presuntos malos tratos a su hija de dos años, lo que fue acordado por el juzgado correspondiente, según ha informado la Fiscalía Superior de Andalucía, que han apuntado a Europa Press que también el fiscal pidió el alejamiento respecto de la pequeña, medida que no fue acordada, por lo que se ha recurrido.

Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga acordó la pasada semana dejar en libertad, aunque con una orden de alejamiento, a la abuela materna de la pequeña de dos años.

Ambas mujeres fueron detenidas tras el ingreso hospitalario de la pequeña y después de que el hospital activara el protocolo de posibles malos tratos. En ese momento, la menor arrestada quedó a disposición de la Fiscalía de Menores y la abuela pasó a disposición de dicho juzgado.

Así, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a Europa Press de que el juzgado tomó declaración el pasado jueves día 8 de febrero a la abuela por un delito de lesiones y acordó su libertad provisional, aunque como medida cautelar se dictó una orden de alejamiento, medida recurrida por la mujer.

Además, se concedió la guarda y custodia de la niña al padre biológico, han apuntado las fuentes, añadiendo que dicho órgano judicial se va a inhibir a favor del Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga. 

La pequeña sufrió cuatro fracturas en apenas dos semanas por lo que fue el propio Hospital Materno Infantil de Málaga el que, tras el historial de traumatismos de la pequeña, activó el protocolo por posibles malos tratos o negligencia. Las lesiones se habrían producido en el ámbito familiar de la madre, han apuntado fuentes cercanas a la investigación.

La investigación del Grupo de Menores (Grume) de la Policía Nacional, que continúa abierta, se ha desarrollado en dos fases, en una primera ocasión se consideró que las fracturas podrían ser por una conducta negligente en el cuidado de la menor, pero tras un nuevo ingreso hospitalario, los agentes intervinieron deteniendo a la madre y la abuela de la niña por maltrato infantil.

Al parecer, en enero fue asistida por un accidente doméstico que le causó una contusión. Sin embargo, su padre, al ver que la niña no mejoraba, la llevó al pediatra, derivándola al Materno Infantil, que confirmó que tenía una fractura en la tibia.

Dos días después volvió a ingresar supuestamente por otro accidente doméstico y ante las fracturas, el hospital activó el protocolo de sospecha. A principios de febrero tuvo lugar otro ingreso con una nueva fractura que derivó en la intervención policial. La menor ya fue dada de alta del centro hospitalario, han confirmado a Europa Press desde el Materno Infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios