municipal Fracaso de uno de los proyectos culturales del equipo de gobierno del PP

Art Natura abre sus puertas y las cierra apenas dos horas después

  • La Policía Local y Bomberos obligan a posponer la puesta en servicio del Museo de las Gemas por la falta de los permisos de apertura y seguridad · El edificio, sin agua en los aseos ni luz para las escaleras mecánicas

Comentarios 1

Quizá las mentes privilegiadas de Dalí o Buñuel, iconos del surrealimo, pudieran haber imaginado el esperpento en el que se ha convertido el devenir de Art Natura, pero ninguna más. Una de las joyas de la corona de la política cultural diseñada por el equipo de gobierno del PP y, en especial, del alcalde, Francisco de la Torre, vivió ayer un nuevo hito en una historia marcada por el ridículo tras su no apertura. Abrió sus puertas y las cerró en un intervalo de apenas dos horas.

El anuncio que la promotora del espacio cultural, Royal Collections, hizo el pasado martes de inaugurar ayer el Museo de las Gemas (parte de las instalaciones totales) quedó en agua de borrajas cuando la Policía Local y el Cuerpo de Bomberos, personados en las instalaciones desde primera hora, obligaron a cerrar las instalaciones por no disponer de los informes de seguridad precisos, así como las autorizaciones necesarias.

Lo ocurrido era una crónica anunciada para un museo del vacío. Ni agua en los aseos, ni electricidad en parte de las instalaciones, con las escaleras eléctricas paradas, con los ascensores inutilizados... Taras a las que sumar decenas de vitrinas, potenciales continentes de las piedras preciosas y minerales a exponer, sin montar. Sólo dos de estas estructuras se veían terminadas para hacer su función. Éste era el escenario que en la mañana de ayer ofrecía el interior de la edificación destinada a un equipamiento que se vendió como uno de los nuevos atractivos turísticos de la ciudad.

De ello fueron testigos los numerosos medios de comunicación personados a las puertas del museo desde antes de las 10:00, hora prevista para el inicio de las visitas guiadas al interior. Atravesada esta frontera de tiempo, una azafata comunicó que se aplazaba a las 11:00 el inicio de los recorridos. ¿Por qué? "Por motivos técnicos", apuntó, sin más explicación.

Sin información formal, un agente de la Policía Local, a la salida del inmueble, ya apuntaba cuál sería el final de la cuestión. "¿Podrá abrir?", se le preguntó, a lo que el operario respondió: "En principio, parece ser que no". Y así fue. Casi dos horas transcurrieron desde el momento en que se preveía la apertura del espacio y el instante en que la directora del Museo de las Gemas, Nela Santana, anunció que el equipamiento permanecería cerrado por no disponer de los permisos necesarios.

Santana, que insistió en que la voluntad de Art Natura pasa por abrir cuanto antes, responsabilizó al Ayuntamiento de lo ocurrido, alegando que tanto el informe de Bomberos como el permiso de apertura necesitan de una documentación "que no nos entregó el Ayuntamiento", como el certificado de final de obra. "Tenemos las llaves del edificio, ni siquiera todas, desde hace sólo dos días y sin ningún tipo de documentación ni nos han explicado cómo funciona nada", explicó. Según dijo, "todo podría estar montado para la semana que viene", si bien las joyas aún no están en Málaga.

Sobre ello, el concejal de Cultura, Damián Caneda, precisó que el informe de Bomberos sí es favorable en lo que respecta al edificio que alberga el museo, mientras que no existe en la parte que afecta al "contenido". "El problema es el informe del contenido, cómo se hace el plan de evacuación, los extintores, la accesibilidad y eso ni se ha pedido, y es algo que tiene que pedir el adjudicatario", añadió.

Lo ocurrido retrotrae al pensamiento el reciente de Muelle Uno, centro comercial situado en el puerto de Málaga que tras abrir sus puertas tuvo que cerrarlas durante tres días por no disponer de los permisos necesarios. A diferencia de lo sucedido ayer, los locales de este espacio permanecieron abiertos durante unas diez horas, hasta que se produjo la comunicación por parte del Consistorio.

Aunque la expectación del público visitante fue escasa (unas seis personas en dos horas), sí hubo algunos vecinos de la capital que asomaron sus cabezas al interior de Tabacalera para saber qué había de cierto en el anuncio de Art Natura. Paco y su mujer se acercaron alrededor de las 10:40, aunque ni siquiera se llegaron al museo cuando les informaron que no estaba abierto. "Hemos leído el periódico y como veníamos dando un paseo nos hemos acercado; parece que no abre", expuso.

Miguel Montes hizo lo mismo. "Quería ver cómo estaba, aunque me temía que pudiese estar cerrado", explicó en el interior del recinto de Tabacalera, al tiempo que confió en que el conflicto entre Royal Collections y el Ayuntamiento se pueda "desbloquear" tras la "importante" inversión realizada. Incluso, dos estudiantes de Informática quisieron hacer su particular aportación al museo colocando tres piedras en tres de las peanas destinadas a las joyas.

El presente de Art Natura está muy alejado de las aspiraciones que el equipo de gobierno del PP dibujó allá por el año 2006, cuando rubricaron con Royal Collections el acuerdo para hacer de Tabacalera la nueva referencia cultural de la sexta ciudad de España. Las gemas, los minerales, las ciencias naturales, los tapices... iban a ser exponentes de una apuesta clara por la zona oeste de la urbe, con la cultural como clave de desarrollo.

Casi seis años después, los números marcan la realidad de un fiasco, en el que las arcas municipales han desembolsado, hasta la fecha, 20 millones de euros en la recuperación de las instalaciones pensadas para dar cabida a las secciones de este gran museo, a los que sumar otros 5,5 millones abonados a la promotora privada en concepto de canon. Un dinero que, dada la inexistencia de una garantía en el contrato suscrito, no podrá ser recuperado por el Ayuntamiento salvo por la vía judicial. Un campo en el que, todo apunta, acabará por dirimirse el divorcio que hoy protagonizan la que seis años atrás era una pareja bien avenida y deseosa de prolongar en el tiempo su relación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios