La Audiencia pide dos salas y seis jueces más para los juicios de Malaya y Ballena Blanca

  • El calendario apunta que ambos juicios coincidirán y se solaparán con el caso Minutas. La Fiscalía se opone a que se celebren a la vez estos macroprocesos, con el mismo fiscal

La Audiencia de Málaga ha pedido dos nuevas salas para celebrar vistas orales en la Ciudad de la Justicia, inaugurada en noviembre de 2007 tras una inversión de 85 millones, y que se destinen seis nuevos magistrados a las secciones Primera y Segunda para poder realizar en los plazos estimados los juicios por los casos Minutas, en el que está encausado el letrado José María del Nido por cobrar honorarios presuntamente irregulares del Ayuntamiento de Marbella, Ballena Blanca, contra el blanqueo de capitales en la Costa, y Malaya, contra la corrupción política en Marbella.

Aunque aún no han sido fijadas las fechas de los juicios por los casos Ballena Blanca y Malaya, se estima que todos o al menos dos de los macroprocesos puedan coincidir total o parcialmente en el tiempo.

El presidente de la Audiencia, Francisco Javier Arroyo Fiestas, indicó ayer que el caso Ballena Blanca previsiblemente comenzará a celebrarse entre los meses de marzo y abril, con una previsión de que se prolongue al menos medio año. Es decir, que no acabaría antes de octubre o noviembre. Arroyo Fiestas también precisó que el presidente de la Sección Primera, el magistrado José Godino, baraja que pueda iniciar el juicio del caso Malaya a finales de junio. Está previsto que se prolongue durante un año, por lo que en gran parte se celebraría a la vez que Ballena Blanca. A la vez, el caso Minutas, se ha programado a partir del próximo 6 de abril y se calcula que concluirá el 4 de junio, por lo que a su vez coincidirá con los dos primeros macroprocesos.

Ante esta situación, la Audiencia ha reclamado a la Junta de Andalucía que habilite dos nuevas salas de gran tamaño para los macrojuicios. Antes de que se celebraran los recursos contra el primer auto de procesamiento del caso Malaya la Junta ya rehabilitó un gran espacio para vistas orales, sin embargo, si como se prevé coinciden los tres casos, "hacen falta otras dos salas" en las que el estrado tenga capacidad suficiente para acoger a los numerosos abogados y acusaciones personados en las causas.

Junto a la necesidades logísticas la Audiencia también ha reclamado recursos humanos que mantengan el ritmo de trabajo en las secciones encargadas de juzgar Malaya y Ballena Blanca. Así, se ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y al Consejo de General del Poder Judicial (CGPJ) que cree dos secciones bis. Esto significa, en la práctica, crear un tribunal con tres magistrados nuevos en cada sección que se ocupen del día a día, mientras otro tribunal de la misma sección juzga los macroprocesos. En el caso Malaya el TSJA ya ha dado su visto bueno a la creación de esa sala bis y sólo falta para que se constituya que el Consejo General del Poder Judicial le dé el visto bueno. Al tiempo, hoy está previsto que la Sala de Gobierno del TSJA se pronuncie sobre la necesidad de un tribunal adicional para la Sección Segunda. Luego pasará a consideración del CGPJ.

En ambos casos la sala bis empezará a funcionar la semana anterior al inicio de los juicios. Mientras, en la sección Primera el magistrado José Godino hace meses que fue liberado de otras tareas para que se ocupara en exclusiva de resolver los recursos y cuestiones procesales del caso Malaya y en la Sección Segunda el magistrado Federico Morales cuenta con dos meses exentos para preparar el juicio de Ballena Blanca.

Arroyo Fiestas considera perfectamente factible que se celebren a la vez todos los macroprocesos "porque están en manos de equipos de gran valía".

La coincidencia de los macroprocesos Malaya y Ballena Blanca es observada desde la Fiscalía de Málaga con preocupación. Desde el primer momento las investigaciones de ambos casos han sido asumidas por el delegado de la Fiscalía Anticorrupción, Juan Carlos López Caballero. Si los dos asuntos se celebran a la vez el fiscal que mejor los conoce y más los ha estudiado no podrá asumir la acusación y al menos parcialmente deberá delegar en otro compañero.

El fiscal jefe de Málaga, Antonio Morales, se mostró ayer esperanzado en que las vistas orales se realicen de forma consecutiva y no al mismo tiempo. "Hay que pretender un juicio justo y un solo fiscal no puede estar en los dos procesos, aún cuando cuente con el apoyo y auxilio de otros". En su opinión, lo más oportuno es que Malaya comience cuando concluya Ballena Blanca.

En ambos casos, además, hay reclusos: Juan Antonio Roca y el ciudadano francés Sophiane Hambli.

La coincidencia en el tiempo de Ballena Blanca y Malaya es una suma de casualidades porque es un procedimiento abreviado que fue calificado por la Fiscalía en septiembre de 2008. En cambio Malaya ni siquiera ha sido calificado. Antes deberán resolverse dos recursos contra otros tantos autos de procesamiento e informar a las partes sobre la instrucción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios