El Ayuntamiento duda de que Costas tenga arregladas las playas para la Semana Santa

  • Porras acusa al Gobierno de haber tenido "en el dique seco" los proyectos de mejora del litoral previstos en la capital

El compromiso de la Dirección General de Costas de tener acondicionadas las playas de la provincia de Málaga afectadas por el último temporal de levante para la Semana Santa no parece convencer, en absoluto, al Ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol. La concejal de Playas del Consistorio, Teresa Porras, expresó ayer públicamente sus dudas y su temor a que los puntos del litoral de la ciudad en los que los efectos de la tempestad han sido más acusados, con La Caleta y Guadalmar, no estén en condiciones adecuadas para recibir la avalancha de turistas que se espera en periodo vacacional.

"Llega Semana Santa y estamos en la misma situación que hace diez años", se quejó la edil popular, quien vinculó este hecho con las escasas intervenciones impulsadas por el Ministerio de Medio Ambiente en estos cuatro años para mejorar la costa de la capital. De hecho, según afirmó, el departamento encabezado por Cristina Narbona "no ha ejecutado nada de lo que estaba previsto en este plazo de tiempo". "En cuatro años hemos estado en el dique seco en esta ciudad, a pesar de que hemos pagado nuestros impuestos", comentó.

Porras presentó ayer, el día antes de la visita que hoy realiza a Málaga el director general de Costas, José Fernández, balance de las actuaciones pendientes en la capital. Especial énfasis puso al referirse al proyecto de estabilización de la playa de La Caleta, que, según explicó, "dejó listo el Gobierno del PP en el año 2003", estando aún pendiente de ejecución. La inversión prevista ronda los 10 millones de euros.

Otra de las intervenciones atrasadas es la prolongación del Paseo Marítimo de Poniente, que sigue sin impulsarse a pesar de que fue aprobado por el Gobierno en el año 1998. Sobre este punto, Porras lamentó que la apuesta de Costas afecte sólo a un tramo de 400 metros de longitud, lo que obligará a tramitar nuevamente la culminación de este paseo hasta la zona de Sacaba Beach.

En esta línea, denunció el "incumplimiento" en la reordenación del frente marítimo comprendido entre Torremolinos y la playa de Guadalmar y el silencio que mantiene la Administración estatal sobre la solicitud municipal para ejecutar un aparcamiento subterráneo en el Paseo Marítimo Ciudad de Melilla, junto a la playa de La Malagueta. A todo ello sumó la demora que tiene la concesión para la instalación de chiringuitos en buena parte de las playas de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios