El Ayuntamiento coloca carteles en Guadalmar para prohibir la práctica de kitesurf

  • Los afectados se reunirán mañana con Aena para conocer los plazos y los motivos de la decisión

La práctica de kitesurf y de cualquier otro deporte acuático que utilice un sistema de propulsión o sustentación aérea está desde ayer prohibido provisionalmente en la zona de Guadalmar de la capital malagueña. El Ayuntamiento de Málaga ha colocado en esa playa dos carteles donde se informa de la suspensión de este tipo de actividades deportivas en tan en cuanto Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) determine si suponen una afección para la seguridad aérea dentro de la zona de servidumbre aeronáutica del aeropuerto de Málaga.

Pero de momento el Consistorio malagueño no tiene intención de multar la práctica de kitesurf en la zona, , que corresponden de forma aproximada al tramo de dominio público marítimo-terrestre comprendido entre la playa de Guadalmar y el límite con el término municipal de Torremolinos y que tiene una longitud de alrededor de un kilómetro a ambos lados de la alineación de la pista de vuelo del aeródromo. La concejal responsable de Playas, Teresa Porras, explicó a este periódico que "hemos hecho lo que nos pidió Aena y era comunicar que se suspendía temporalmente la autorización para practicar kitesurf en la zona, pero mientras no sea definitivo sólo nos limitamos a informar".

Ante las quejas recibidas por parte de los alrededor de 800 aficionados a este deporte que acuden habitualmente a esta playa, Porras aseguró que ha pedido una reunión con los responsables del organismo dependiente del Ministerio de Fomento en Málaga para conocer más de cerca los detalles de la decisión que al parecer responde a la última reforma de Real Decreto de Navegación y Seguridad Aérea 297/2013, de 26 de abril, donde se establece una servidumbre de limitación de actividades deportivas como ésta.

A la espera de que Aena realice el estudio que determinará si el kitesurf provoca o no algún tipo de afección en las servidumbres aeronáuticas de este aeródromo, los representantes de las seis escuelas de formación de este deporte que utilizaban hasta ahora esta playa como zona de prácticas se reunirán mañana con responsables del organismo estatal.

Su intención, señaló uno de los miembros de la Asociación de Deportes Náuticos bajo la que se han agrupado los afectados, es conocer cuáles son los plazos que maneja Aena para la realización de este estudio, ya que los perjuicios económicos para los profesionales que viven de ese deporte podrían ser importantes teniendo en cuenta que la suspensión llega en plena campaña de verano.

Después de unos diez años en los que esta playa de la capital ha acogido a cientos de aficionados, indicó que "vamos a ir despacio dando pasos a medida que vayamos sabiendo qué ocurrirá cuando se acabe el estudio", aunque advirtió que en el caso de que Aena termine considerando que hay que prohibir el kitesurf en la zona solicitarán que se les asigne otra playa. Además, no descartan encargar un estudio paralelo a un ingeniero aeronáutico "para demostrar que este deporte "no tiene nada que ver con el parapente, el paramotor ni con ningún otro sistema de sustentación aérea".

Las seis escuelas que imparten cursos de kitesurf en la zona tienen una media de seis alumnos diarios en los meses más fuertes de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios