El Ayuntamiento confía en que no haya huelga de Limasa en la Feria

  • El edil de Sostenibilidad, Raúl Jiménez, dice que el gesto de la empresa de abonar la paga de productividad "no merece esa respuesta"

La decisión de los trabajadores fijos a tiempo completo de la empresa mixta de limpieza Limasa de no trabajar los sábados y festivos de la Feria de Málaga ha hecho saltar las alarmas en el seno del Ayuntamiento de Málaga por el inicio de un nuevo conflicto, si bien el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, se mostró ayer convencido de que "la sensatez sobre todo hará que no haya ningún tipo de huelga esa semana porque no me cabe en la cabeza".

El gesto que, según el edil, ha hecho el Consistorio de la capital al pagar a los trabajadores de la empresa 867 euros en concepto de paga productividad este año, a pesar de no estar incluido en el acuerdo que puso fin a la huelga de marzo del año pasado, "demuestra nuestra voluntad y no tendría sentido que se viera recompensado con una huelga en la Feria".

No obstante, aseguró que si finalmente los sindicatos, que ayer tenían previsto reunirse con los responsables de la empresa para comunicarles el acuerdo adoptado el domingo en la asamblea de trabajadores, siguen adelante con la idea "tendremos que buscar otros trabajadores cualificados que hagan el servicio porque en la Feria las calles hay que limpiarlas sí o sí".

La medida adoptada supondrá que el servicio especial de limpieza diseñado para esos días de tanta actividad no cuente con unos 200 operarios a tiempo completo como refuerzo a los eventuales y trabajadores a tiempo parcial contratados para ello los días 12, 15 y 19 de agosto. Lo cierto es que, aunque desde hace cuatro años los fijos ya no trabajan por sistema ni los festivos ni tampoco los sábados por cuestiones económicas, la empresa sí suele recurrir a parte de ellos en ocasiones especiales como Semana Santa o Feria para completar el servicio.

El comité obtuvo el respaldo por unanimidad de los trabajadores para emprender más medidas, como la ya acordada para la semana de Feria, si bien por el momento se descarta la opción de una huelga indefinida como la que hubo el año pasado.

Sin embargo, para Jiménez este acuerdo no tiene sentido "cuando hay interés público por parte del comité y de los trabajadores de Limasa de ser municipales", ya que aclaró que el ser empleado municipal conlleva además de las condiciones "una vocación de servicio público y no se puede pedir ser municipal a la vez que se intenta montar una huelga en la semana más importante de la ciudad". En ese sentido, reiteró que "no es compatible" y señaló que "en aras a ese argumento que es más que lógico estoy convencido que esto no deja de ser una llamada de atención, respetada, pero que no debe llegar a más".

Tampoco entiende que la decisión de los trabajadores se tome a raíz del anuncio del Ayuntamiento de recurrir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), dada a conocer el pasado viernes, y que anula el principio de acuerdo de convenio colectivo que puso fin a la huelga de diciembre de 2013, que tenía validez hasta el 31 de diciembre de 2015 y que suponía importantes recortes en las condiciones laborales de la plantilla. "Si según el comité hay mala voluntad ahora hubo mala voluntad cuando se recurrió al TSJA porque la empresa ganó en primera instancia", apuntó el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, quien dijo que "los argumentos jurídicos son lógicos en una estado de derecho que nos permite recurrir sentencias que no son firmes".

Además, insistió en que el recurso contra el fallo judicial se presenta porque "personalmente creo que tenemos razón y porque tendría una repercusión bastante importante de cara al servicio y de cara a la economía de todos aplicarlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios