El Ayuntamiento reconoce por vez primera el "fracaso" de Art Natura

  • Caneda, frente a la nula autocrítica del alcalde, admite "errores" en la gestión de un proyecto "que ha salido mal" · El PP rechaza la petición de la oposición de crear una comisión de investigación y de hacer una auditoría

El equipo de gobierno del PP empieza a asumir, al menos públicamente, la existencia de errores en la gestión desarrollada en el proyecto de Art Natura. Lejos de la complacencia mostrada en las últimas semanas por el alcalde, Francisco de la Torre, que llegó a asegurar que "no era una tragedia" el fiasco en el que ha acabado por convertirse uno de sus proyectos estrella, el concejal de Cultura, Damián Caneda, sorprendió ayer en el Pleno municipal al admitir "errores" en la actuación municipal y calificar de "fracaso" la apuesta por la instalación, entre otros equipamientos, del Museo de las Gemas en parte de las edificaciones de Tabacalera.

Caneda, frente a lo que sólo hace una semana afirmaba el regidor del PP, que se negó a hacer autocrítica alguna, fue contundente: "Me parece que es un fracaso; es un proyecto que ha salido mal". El propio concejal trató de suavizar la rotundidad de sus palabras justificando en buena medida el naufragio de la iniciativa en el mal momento económico con el que se ha topado la promotora del museo, Royal Collections, y a los incumplimientos por parte del socio privado.

Las explicaciones del concejal se enmarcaron en el debate de la moción de urgencia presentada a la sesión de ayer por IU, en la que se reclamó la creación de una comisión especial encargada de investigar todo lo sucedido en torno a esta intervención. Una demanda que quedó en agua de borrajas por la mayoría absoluta del equipo de gobierno. "Somos los primeros interesados en que se aclare todo", aseguró el edil popular, a pesar de lo cual rechazó avalar la petición de la oposición.

El portavoz de la coalición de izquierdas, Pedro Moreno Brenes, denunció el "descrédito" y el "espectáculo" que viene protagonizando la ciudad en los últimos meses como consecuencia del fracaso del Museo de las Gemas que, cabe recordar, abrió sus puertas el pasado 18 de enero para volver a cerrarlas dos horas después por carecer de los permisos necesarios. Al tiempo, lamentó que el equipo de gobierno aceptase abonar un canon anual sin fijar garantía económica alguna que obligase a Art Natura, lo que, a juicio del edil, complica la posibilidad de que el Consistorio recupere esa cuantía.

Unas críticas en las que abundó el grupo municipal del PSOE. "Es el mayor esperpento económico y de imagen que ha tenido la ciudad; no pueden seguir diciendo que les han engañado, porque se han dejado engañar", opinó la portavoz socialista en la Casona del Parque, María Gámez. Su formación reclamó, sin éxito alguno, la elaboración de una auditoría con la que precisar todos los gastos y facturas abonadas a Royal Collections desde la firma del contrato con el Ayuntamiento a finales de 2006.

Para Caneda, estas afirmaciones forman parte de una "estrategia" con la que se busca confundir lo ocurrido con Art Natura y la operación global que ha permitido al Ayuntamiento disponer de las edificaciones de Tabacalera para usos culturales y administrativos. "El proyecto de Tabacalera es muy bueno y dentro del mismo hay un museo que nos ha salido mal", dijo, al tiempo que apostilló: "Eso no significa que hayamos perdido 20 millones en un proyecto maravilloso", entendiendo que las instalaciones afectadas por las obras serán reutilizables.

"Entiendo que quieran magnificarlo pero en toda gestión hay errores", añadió el edil del PP, que pareció quitar trascendencia al hecho de que el Ayuntamiento haya abonado hasta la fecha a los promotores de Art Natura 5,5 millones de euros en concepto de canon. "Hablamos del riesgo de no recuperar 5,5 millones en cinco presupuestos, que ascendieron a 4.500 millones de euros", añadió.

El portavoz del equipo de gobierno en esta materia quiso poner sobre la mesa los números reales de la inversión realizada en los edificios inicialmente previstos para Art Natura. Sobre ello, explicó que actualmente la aportación (quitando los 5,5 millones del canon) se eleva a 20 millones, a los que añadir 3,5 ya presupuestados para culminar la adecuación del inmueble E-3. Es decir, que se presume una inversión de casi 24 millones de euros (sin IVA). El proyecto adjudicado en su día por el Ayuntamiento a Ferrovial para el uso museísitico de Art Natura y el Museo Automovilístico ascendía a 24,6 millones, cuantía que se supera con creces, hasta alcanzar los 35 millones.

El conflicto de Art Natura centró parte del debate plenario de ayer, pero no fue el único asunto espinoso puesto sobre la mesa por los grupos de la oposición. Los concejales socialistas quisieron agarrarse a la más que previsible subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tras la obligación marcada por el Gobierno central de afectar este tributo con un 4% de aumento (lo que supondría elevar a un 7,2% la variación para unas 120.000 viviendas de la capital), para cuestionar la labor del ejecutivo local.

A pesar de las diferencias iniciales, las tres formaciones representadas en el Salón de Plenos acabaron consensuando la iniciativa urgente del PSOE, en la que se acuerda estudiar la posibilidad de atenuar el aumento del IBI una vez se conozcan las directrices marcadas por el Ministerio de Hacienda. Pero lo sorprendente fue la manera en que la hasta hoy concejala de Economía, Carolina España, mostró sus reservas con respecto al decreto emitido por el Gobierno para aplicar este incremento del 4%. "No lo voy a defender, pero estoy obligada a cumplirlo", dijo la edil, que además es diputada del PP en el Congreso de los Diputados.

De otro lado, el Pleno aprobó por unanimidad las alegaciones presentadas por el equipo de gobierno contra el deslinde marcado por la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía de Málaga capital y Rincón de la Victoria. La posición del Consistorio es contraria a la línea marcada por el Gobierno regional y que data de 1873.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios