Bancosol estima que a final de año 30.000 personas pedirán alimentos

  • Esta ONG constata un aumento de la demanda, como consecuencia de la actual crisis económica · A lo largo de este ejercicio distribuirá 3 millones de kilos

El Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) prevé distribuir cerca de tres millones de kilos de alimentos durante 2008, atendiendo, en la actualidad, a unas 27.000 personas, aunque la demanda a final de año podría superar los 30.000 individuos, un incremento que el presidente de esta entidad, Javier Peña, relacionó con un aumento de "las necesidades", motivado por la crisis económica y el desempleo.

Estos alimentos proceden de empresas españolas que donan sus excedentes -unas 150- y de campañas que realiza la propia ONG, lo que en conjunto representa en torno a 1,8 millones de kilos, y también de la Unión Europea -en concreto, del Fondo Español de Garantía Agraria (Fega)-, que proporciona otros 1,2 millones de kilos. Los productos se reparten entre cerca de 200 asociaciones benéficas, cifra que supera la 170 entidades de 2007 y las 24.000 personas. A este respecto, Peña precisó que en dos años el número de individuos atendidos ha crecido casi un 50%.

Hasta la fecha, el perfil de los atendidos por Bancosol era el de personas con problemas laborales, afectados por la droga, la delincuencia o la inmigración. Sin embargo, a todos estos individuos se suman otros afectados por la situación de crisis económica que atraviesa el país.

De otro lado, el presidente de esta organización no gubernamental destacó la puesta en marcha a finales del año pasado del sistema de placas solares fotovoltaicas instalado en la nave-almacén con la que cuentan en el polígono Trévenez, con una producción media de 30 kilovatios. Esta energía es vendida a Sevillana-Endesa, lo que permite al colectivo obtener unos 1.800 euros mensuales, parte de los cuales se destina a costear el consumo que requieren las cámaras frigoríficas. Esta planta requirió una inversión de 240.000 euros, de los que 140.000 fueron financiados por Caja Madrid.

El propósito es ampliar la producción de kilovatios y llegar a los 100, algo que se prevé para 2009. Para la instalación de más placas solares se aprovechará el proyecto de ampliación de las actuales instalaciones en unos 700 metros cuadrados más. Para ello, será necesaria una inversión de 500.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios