Foro málaga hoy

Bendodo: "El destino turístico que se quede quieto será arrollado"

  • La Costa del Sol cerró el año pasado con 9,1 millones de turistas y unos ingresos de 8.000 millones de euros · El Patronato impulsará el turismo residencial o de golf con la creación de nuevos productos

Comentarios 3

Hacer turismo se ha convertido en una necesidad para millones de personas en el mundo y, a pesar de la crisis económica, la Costa del Sol está resistiendo contra todo tipo de adversidades financieras o naturales. Elías Bendodo, presidente del Patronato de Turismo, subrayó ayer que "el año 2011 ha sido bueno porque el turismo no está en crisis y nunca lo ha estado" y precisó que el año pasado se cerró con la llegada de 9,1 millones de turistas a Málaga (un 3,5% más) que supusieron unos ingresos de 8.000 millones de euros en la provincia.

Bendodo, protagonista del Foro Málaga Hoy patrocinado por la Cámara de Comercio de Málaga y Cajamar y celebrado en el Hotel Vincci Posada del Patio, auguró un futuro prometedor para este destino y para el resto ya que, según varios informes internacionales, en el año 2000 hubo 675 millones de turistas en el mundo, en 2011 se llegó a 940 millones, y se esperan 1.600 millones en 2020 de los que 340 millones irán a destinos mediterráneos. Parte de ese fuerte crecimiento se sustentará, según Bendodo, en el envejecimiento de la población ya que "la clientela mayor de 65 años se triplicará y la fidelización a un destino es clave".

El turismo es, por tanto, uno de los sectores que mejor resiste la embestida de los mercados y las estimaciones a medio y largo plazo son positivas. No obstante, eso no quiere decir que Málaga se pueda dormir en los laureles. Todo lo contrario. El presidente del Patronato de Turismo hizo hincapié en que "estamos en una época de oportunidades, de cambiar y mejorar". El viajero actual no es el de hace 40 años. Contrata todo tipo de servicios por internet, quiere que todo esté cuidado, que no haya excesivas aglomeraciones, que se respete el medio ambiente y que la relación calidad-precio de todos los productos sea excelente. Si algo no le gusta, simplemente se va a otro destino que le ofrezca todo lo que busca y, lo que es peor, puede hablar mal del primer lugar elegido. Partiendo de esta base, Bendodo reiteró que "el cambio nos obliga a actuar y a huir del inmovilismo porque el que se quede quieto será arrollado por los acontecimientos".

¿Cómo se consigue ser puntero a escala mundial? El presidente del Patronato lo tenía ayer claro: "Hay que apostar por la sostenibilidad y por la innovación". Un ejemplo definió a la perfección esta intención. Bendodo explicó que hay miles de europeos que quieren venir a Málaga a jugar al golf en invierno. Contratan por internet el vuelo, el hotel y cuando quieren reservar un green fee (derecho a jugar), el campo de golf no le da esa opción "de forma que se pierde ese viajero". El dirigente turístico adelantó que el Patronato "está trabajando" en la elaboración de un producto específico para el golf que iría en esa vía.

Otro de los problemas de la Costa del Sol es que tiene, según Bendodo, 30.000 viviendas vacías y sin vender por todo el litoral. El Patronato de Turismo, en colaboración con la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga, ha puesto en marcha un plan denominado Living Costa del Sol que se marca como objetivo darle salida a todos esos inmuebles y que sean adquiridos por extranjeros. "No es turismo residencial de un mes sino que queremos que esas personas se vengan a vivir y a consumir aquí cuando se jubilen", detalló Bendodo, quien consideró fundamental hacer ver a los posibles compradores europeos que en Málaga hay seguridad jurídica y que la adquisición de vivienda será completamente legal y ajustada a derecho. "No hemos conseguido quitarle aún el miedo al extranjero", indicó el también presidente de la Diputación de Málaga, quien explicó que esta campaña se va a intensificar a partir de la próxima feria ITB de Berlín en marzo.

El golf, la venta de viviendas a extranjeros, la cultura, la gastronomía, el turismo de compras... El máximo responsable del Patronato señaló que este ente va a basar su promoción "en los segmentos y no en las localidades" para aumentar el número de turistas no solo en temporada alta, sino también en temporada baja. De hecho, uno de los aspectos que más preocupan tanto a Bendodo como a los empresarios turísticos locales es la estacionalidad, es decir, la dificultad para captar viajeros entre noviembre y marzo. "Es el principal defecto de la Costa del Sol", indicó Bendodo, quien reclamó un destino turístico abierto los doce meses del año. "Sería una irresponsabilidad no poner toda la carne en el asador para acabar con la estacionalidad", añadió Bendodo, quien también aprovechó el Foro Málaga Hoy para defender la libertad comercial como se ha hecho, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid. "Dejaría libertad de apertura a todos los comercios sin ningún tipo de duda porque no podemos permitirnos el lujo de que un turista venga un domingo aquí, o un barco con 4.000 personas, empiecen a pasear calle Larios arriba y abajo y se vuelvan como han llegado", apostilló Bendodo en clara referencia al debate sobre la escasez de oferta comercial en la capital los domingos cuando vienen los cruceristas.

Todo el mundo, desde Bendodo hasta el último empresario, reconoce que la Costa del Sol es un destino maduro. El precio de los billetes de avión se ha abaratado y hoy en día cualquier persona de clase media puede realizar un viaje transoceánico sin necesidad de ahorrar toda la vida. Eso ha abierto nuevas opciones. El turista puede ir a la Costa del Sol, pero también a México, EEUU, Brasil, Tailandia, China... El sector turístico local es perfectamente consciente del aumento de la competencia y sabe que hay que ponerse las pilas. "Hay que hacer los deberes a tiempo y bien. Los destinos maduros vivimos un momento de tránsito, aunque estamos entrenados y preparados para las exigencias de los turistas", afirmó Bendodo.

Otro aspecto clave es ir todos a una y el presidente del organismo turístico señaló ayer que "las decisiones tienen que ser compartidas", siguiendo el ejemplo exitoso del Foro del Turismo de Málaga, una fórmula que ahora se empleará en el resto de la Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios