Buscando cultivos con marchamo de calidad

  • El Instituto La Mayora intenta dar valor añadido a tomates, judías y melones para competir con los mercados africanos

Una línea de investigación apuesta por darle valor añadido a los productos de horticultura intensiva españoles, con la finalidad de que los agricultores puedan competir con los países africanos a los que se han trasladado estos cultivos por el menor coste de la mano de obra. El director del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora, Enrique Moriones, explicó ayer que en este centro se está intentando dar valor añadido a productos como el tomate, el melón o las judías verdes, que antes se cultivaban en Almería y que ahora están en auge en Marruecos, Senegal o Mali.

El instituto, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Málaga (UMA), cuenta con la estación experimental de La Mayora, ubicada en Algarrobo (Málaga), donde se desarrollan estudios sobre la diversidad genética de frutos subtropicales y cultivos hortícolas intensivos. Según Moriones, en el caso de estos últimos, la apuesta pasa por la investigación "en la línea de calidad, calidad para la salud humana y calidad en cuanto a las cualidades organolépticas del producto". "Vamos a intentar que lo que venda España sea el valor añadido de la calidad, porque en cantidad no vamos a poder competir con otros países", dijo.

Detalló que en La Mayora se trabaja para recomendar a los agricultores variedades y usos de elementos de fruticultura subtropical, como el aguacate, el mango o la chirimoya, y para darle alternativas con nuevos productos que puedan ser nichos de mercado, caso del lichi o el longan.

El instituto se creó el pasado noviembre para aunar en un mismo organismo personal del CSIC y la UMA que está investigando con plantas, y ha declarado que el siguiente paso será la construcción de un edificio de investigación en el campus universitario. El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, visitó ayer el centro y abogó por trasladar a instituciones estatales y europeas "la importancia de la investigación agrícola, porque con lo que no se conoce, se es poco sensible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios