El CIO Mijas amenaza con suspender las clases y hacer un ERTE

  • La empresa que gestiona la escuela de hostelería denuncia que la Junta de Andalucía le debe más de 1 millón de euros

La empresa que gestiona el Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio (CIO Mijas) -una UTE formada por el grupo GDT y MS Hoteles- ha lanzado un órdago en toda regla a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. La entidad gestora denuncia que el ente autonómico le debe más de 1 millón de euros desde diciembre y subraya que, o le pagan el dinero en un mes, o suspenden su actividad y presentan un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus sesenta empleados.

Para que la amenaza sea más real, la directora del centro, Mariola Ustarán, señaló que ayer iniciaron el procedimiento legal tanto para suspender temporalmente las clases como para el ERTE. En este último aspecto, Ustarán desgranó que el ERTE como tal no se ha pedido aún, sino que se ha iniciado el proceso y que, antes de informar a la autoridad laboral, habrá un plazo para hablar y negociar con los trabajadores.

El motivo de este frenazo en seco es puramente económico. Ustarán recalcó que "no queremos suspender la actividad, pero la Junta nos debe más de 1 millón de euros desde diciembre" y explicó que han sido las empresas privadas las que han tenido que adelantar la inversión necesaria para ir dando las clases. "Simplemente, ya no nos queda más dinero", indicó. De hecho, la nómina de octubre se ha pagado en dos plazos y "no sabemos qué pasará en noviembre".

En estos momentos, en el CIO Mijas se imparten cuatro cursos -dos de gestión hotelera, uno de cocina y otro de sala- con 65 alumnos. Medio centenar de estos estudiantes viven y comen a diario en la residencia del centro de forma gratuita mediante becas, aunque el importe correspondiente, según Ustarán, tampoco ha sido abonado. La empresa advierte de que si no recibe el dinero en un mes no podrá aguantar todos esos costes y cesará la actividad. "Estos cursos se están desarrollando pero los alumnos están muy inquietos e intranquilos", comentó la directora.

Hay otros siete cursos que estaban previstos para este trimestre y que, al no recibir aún la autorización de la Junta, no se han puesto en marcha. Son cursos de community manager, pastelería, sumillería u otros para profesionales en activo. La misma suerte corren otros cursos sobre recepción o eventos, entre otros, que debían comenzar en enero.

"Tenemos un plazo de un mes y nuestra ilusión es que en ese tiempo se solucione el tema. Somos el único consorcio que se ha mantenido abierto soportando estas dificultades. Hemos formado a miles de jóvenes en los últimos ocho años, por lo que sería una pena que no se resolviera el asunto", afirmó Ustarán.

Fuentes de la consejería de Educación explicaron que están a la espera de que los gestores del CIO le justifiquen la subvención acorde a las exigencias de la legislación vigente para hacer el ingreso. Desde la Junta aseguran que al CIO "se le han hecho varios requerimientos de información y se está verificando la documentación. Si cuando se entregue todo está bien se pagará".

Por otra parte, el vicesecretario general del PP de Málaga, Francisco Oblaré, lamentó ayer la "inacción" de la Junta de Andalucía y que se "ponga en peligro" la actividad de un centro referente en el sector de la formación y la hostelería de la Costa del Sol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios