Carnavales del terror

  • Málaga festeja Halloween entre calabazas, brujas, vampiros y muertos vivientes de todas las edades

"David, ¿truco o trato?". Aún no había terminado de oscurecer cuando los pequeños diablillos y aprendices de bruja ya disfrutaban de su noche de Halloween. Vestidos de calabaza, vampiro, esqueleto o ataviados con tridentes, guadañas, gorros, caretas y todo tipo de accesorios no eran pocos los que disfrutaban de las fiestas preparadas para ellos en el Muelle 1 y junto a la plaza de toros de la Malagueta. Aunque parecía más una fiesta propia de niños,  tampoco faltaron padres que, disfrazados, quisieron acompañar a sus hijos en esta fiesta de origen celta.

Los primeros zombis aparecieron nada más caer la noche y, aunque lejos de convertir Málaga en lo que Carlos Sisi aventuraba en su trilogía de Los Caminantes, ya se respiraba un ambiente más propio de la noche de los muertos. La Plaza de la Marina fue uno de los escenarios que reunió a un grupo de muertos vivientes con rasguños de todo tipo, prendas desgarradas y heridas que parecían de lo más reales y que a más de uno dejaban mal sabor de boca, seguido de brujas, alguna que otra diablesa y médicos y enfermeros bañados en sangre. Tampoco faltaron aquellos rezagados que a última hora salían de las tiendas con una careta de scream a estrenar, y otros que preferían maquillarse únicamente el rostro, pero suficiente para provocar algún que otro respingo. Y entre aquellos que hacían alusión a algún personaje de ficción, como Frankestein, el Jocker, Freddy Krueger o la novia cadáver, otros aprovecharon el tirón para disfrazarse de animadoras, superhéroes, dálmatas o incluso mariachis.

Los más fiesteros apuraban la noche para salir de fiesta, y es que no eran pocos los locales que ofrecían  numerosas ofertas en un ambiente preparado para la ocasión, mientras que otros ultimaban las compras para acudir a fiestas privadas en casa de sus amigos. También los más cinéfilos pudieron disfrutar de esta noche de terror como más les gusta, y es que el fórum de la Fnac se encargó de proyectar varias películas de terror clásico para los amantes de este género. Durante el día de hoy, la empresa malagueña de transportes mantendrá el refuerzo de autobuses de la línea 23 y, al mismo tiempo, pondrá un servicio directo de esta línea hasta el cementerio con motivo de la festividad de Todos los Santos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios