Celebrar la identidad andaluza

  • Los colegios presentan en estos días exposiciones y actividades para festejar el próximo 28 de febrero

Comentarios 1

En los centros educativos malagueños la semana blanca adelanta a mediados de febrero la celebración del Día de Andalucía. La festividad se convierte en una oportunidad para reivindicar la identidad andaluza, sacar del baúl las tradiciones más ancestrales, a veces tan alejadas de las jóvenes generaciones, y disfrutar con desayunos típicos de pan cateto y aceite de oliva de la tierra. Padres, profesores y estudiantes han colaborado en montar exposiciones y actividades en torno a esta efeméride.

En el colegio de Infantil y Primaria Luis de Góngora, la Asociación de Padres y Madres ha puesto en marcha una gran exposición en la que, a través de objetos, se habla de los usos y costumbres andaluces, tanto actuales como aquellos que quedaron obsoletos hace ya décadas. Con piezas recopiladas por los propios miembros del AMPA o cedidas por coleccionistas de manera totalmente desinteresada, han confeccionado en el salón de actos del centro un mosaico en el que están presentes desde la representación malagueña de la Semana Santa a la artesanía o los trajes típicos del folclore más cercano.

"Hemos colocado utensilios del campo, aperos de labranza, una mantilla y una peineta, capirotes, un rosario, el trono en miniatura de la Virgen de la Esperanza y un cuadro del Cristo de los Gitanos", explica María Dolores Rodríguez, una de las organizadoras de la muestra. También han colocado trajes de malagueñas, de verdiales, de campero y faralaes. En cuanto a la artesanía, mantelitos y otras creaciones de croché y canastos de esparto.

Pero lo que despierta sobre todo la curiosidad de los más pequeños son los artilugios más antiguos, como un tocadiscos, un brasero de rescoldos de leña o carbón y sus respectivas tenazas para avivar el fuego, llaves de forma y diez centímetros de largo, una balanza de pesas o las planchas de carbón. "Los alumnos que ya la han visto se han quedado bastante sorprendidos y preguntan mucho", dice María Dolores Rodríguez. Para los que escuchan música directamente desde el ordenador o en MP3, en cacharros más pequeños que sus manos, los discos de vinilo son algo de otra era.

También han colgado tapices, algunos ya realizados y otros a medio confeccionar para que comprueben el proceso, lebrillos y mantones de manila. En esta semana los alumnos la visitan por grupos con sus profesores que realizan una explicación didáctica de todos los objetos expuestos. De 13:00 a 14:00 y hasta mañana viernes, la muestra está abierta para los padres. El último día se celebrará un desayuno típico. Unas jornadas para centrarse en las raíces más propias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios