Churriana, tan cerca, tan lejos

  • Los vecinos de este núcleo de población se sienten alejados de la capital malagueña por la, a su juicio, "pobre oferta" del transporte público · También reivindican más equipamientos públicos para el barrio

Comentarios 2

Hablar de problemas de comunicación viviendo al lado de un aeropuerto internacional del calado del Pablo Ruiz Picasso, el cuarto que más pasajeros mueve en España, suena utópico. Pero nada más lejos de la realidad, los vecinos de Churriana, el barrio que da nombre a uno de los distritos periféricos de la capital malagueña, se sienten "incomunicados".

Para llegar a Churriana en autobús, hay dos vías. El servicio de la empresa privada Portillo y el de la EMT. Según los vecinos, la primera línea tiene una frecuencia de paso de unos 40 minutos y el trayecto de la empresa municipal tarda más de una hora. En resumen, pocos vecinos usan el autobús. Y ésta es la pescadilla que se muerde la cola, pues con pocos usuarios no se refuerzan las líneas y con una "pobre oferta es imposible que existan usuarios".

"El que tiene que trabajar en Málaga tiene que usar un vehículo propio para llegar, en autobús es imposible", asegura Enrique Rubio, presidente de la asociación de vecinos Siryana, que considera necesario la puesta en marcha de una lanzadera directa. El concejal del distrito, José Hazañas, argumenta que Portillo tiene una concesión y la EMT sólo puede hacer un camino alternativo. "Ojalá pudiéramos hacernos cargo nosotros", dice. Como sea, los vecinos de Churriana están descontentos con el servicio de autobuses que las administraciones les ofrecen.

También reivindican más inversiones para el barrio en materia de equipamientos. "Un polideportivo sería necesario, aquí no tenemos nada", añade Rubio. Pero parece ser que está más cerca de lo que se piensa. "El pliego de condiciones del proyecto debe salir este mismo mes", afirma Hazañas. Según explica, la futura instalación deportiva se realizará como las últimas proyectadas en la capital, a través de una concesión de explotación a una empresa privada, que sería la encargada de acometer las obras.

Las necesidades sanitarias, al igual que otros núcleos urbanos analizados en Barrio a barrio, también preocupan en Churriana. En este caso sus vecinos piden que el centro de salud del barrio disponga de servicio de urgencias. "Estamos lejos de la capital y lo consideramos necesario", arguye Rubio. La propuesta ya ha sido elevada la administración autonómica, que estudia su viabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios