Cien bares de música estarán controlados 'online' desde junio

  • El Ayuntamiento de Málaga ultima el nuevo sistema que permitirá saber en tiempo real el ruido que emiten los equipos para que no se excedan los límites

Un centenar de bares de música del centro histórico de la capital malagueña estarán controlados en todo momento para que no excedan los límites de ruido que marca la ley. El nuevo sistema online que ultima el Ayuntamiento de Málaga estará listo para que comience a funcionar en junio y permitirá saber en tiempo real los niveles de ruido de cada uno de ellos.

La empresa Plataforma Tecnológica ha sido la encargada de diseñar el software que hará posible que esto ocurra. Las pruebas en laboratorio están a punto de terminar y en apenas unas semanas todo estará a punto para comprobar su eficacia en los propios locales.

El sistema se probará en cuatro o cinco bares de música del centro a lo largo del mes de mayo con la intención de determinar que "los datos llegan en tiempo real a través de la red informática municipal", según adelantaron a este periódico fuentes del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga.

Un ordenador central ubicado en el Centro Municipal de Informática recogerá la información que vaya llegando sobre el ruido que emiten los equipos de música de los locales. En el caso de que se superen los niveles permitidos los propietarios de los bares deberán subsanar las deficiencias de forma inmediata si se ha estropeado el limitador, ya que de lo contrario se expondrán a importantes sanciones económicas.

Según explicaron las fuentes, si el ordenador deja de recibir en algún momento los datos de uno de estos establecimientos "los responsables tendrán un plazo de entre siete y 15 días para informar acerca de lo que ha ocurrido".

Si no lo hace o se demuestra que se ha manipulado el limitador para falsear los datos, la ordenanza municipal fija multas que pueden oscilar entre los 6.000 y los 60.000 euros.

Pero ésta es sólo la primera fase del plan que el Ayuntamiento de Málaga prevé extender a medio millar de establecimientos de la ciudad en los próximos años. Gimnasios, salas de bailes y el resto de los locales de música tendrán que adaptarsse también al nuevo sistema de control telemático para garantizar que los niveles de ruido no son superados.

Primero habrá que comprobar la eficacia del software pionero diseñado por la empresa malagueña y que podría extenderse a otras ciudades españolas.

El problema que existe hasta ahora es que la lectura de los datos de ruido que recogen los limitadores de música sólo se hace cada dos meses, lo que limita a los inspectores la posibilidad de emprender acciones legales contra los infractores.

La limitación que ahora mismo se fija para los bares de música de la capital se sitúa entre los 90 y los 95 decibelios, aunque dependerá de la calidad de aislamiento acústico de cada establecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios