Ciudadanos se desmarca del proyecto del PP para el Polo Digital en Tabacalera

  • Pide usar los 2,7 millones previstos en una próxima modificación presupuestaria en actuaciones sociales

Uno de los proyectos señeros en materia de innovación del equipo de gobierno del PP en los últimos años, el Polo Digital en Tabacalera, estña herido de muerte. Después de quedar en entredicho por la falta de financiación, la iniciativa recibió ayer el golpe definitivo de parte de Ciudadanos, formación con la que venía negociando su apoyo al proyecto. Lejos de las tesis populares, el portavoz del partido naranja en la Casona del Parque, Juan Cassá, no dejó lugar a la duda y aseguró que su formación no avalará "un nuevo proyecto para dilapidar dinero público en Tabacalera ni repetir museos de las gemas". "No al menos, en tanto que no haya una empresa solvente y referente que pueda hacer rentable económica y socialmente este proyecto tecnológico", apostilló.

De este modo, Ciudadanos deja clara su posición respecto a la modificación presupuestaria que previsiblemente verá la luz en el primer Pleno del mandato, a finales del presente mes. En la misma se incluía el destino de 2,7 millones de euros para financiar el proyecto digital. Un dinero que, según Cassá, ha de utilizarse "en programa sociales, en ayudar a las familias que lo están pasando mal, estén en situación de exclusión social o no, con suministros, vivienda y alimentación". En este escenario, no es descartable que en el seno del PP se analicen posibles vías alternativas para mantener vivo el proyecto.

Ante esta comunicación, el portavoz del equipo de gobierno del PP, Mario Cortés, dijo que por el momento no tiene una respuesta oficial por parte de Ciudadanos y aludió ala "lealtad" que impregna el acuerdo de investidura firmado entre ambas formaciones.

La apuesta municipal por esta iniciativa es objeto de controversia desde hace años. Tras fracasar la primera idea de encontrar un socio privado que asumiese la adecuación de las instalaciones y la explotación de las mismas, el Ayuntamiento acabó por asumir de forma directa el proyecto, sacando a concurso por 4,4 millones de euros las obras necesarias. Con ese dinero se buscaba acondicionar el 50% de la superficie del pabellón E-3 del complejo, con una superficie reservada para este polo de 5.882 metros cuadrados. El retraso en la tramitación del proyecto ha provocado que hayan tenido que ser devueltos la mitad de los 9,2 millones que tenía disponibles de fondos europeos. Queda por ver qué ocurre con el resto del dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios