Comienza el futuro para Zamarrilla

  • Rafael Gallego se convierte en el nuevo hermano mayor de la hermandad tras diez años sin comicios por la designación de una junta rectora por parte del Obispado

Diez años después de la decisión tomada por el obispo Dorado Soto por la que la cofradía de Zamarrilla fue dirigida por una junta rectora, Rafael Gallego se convirtió en el nuevo dirigente de la hermandad del Jueves Santo. Los comicios destacaron por la alta participación en una jornada que hace historia en el seno de la corporación.

En total se registraron 647 votos, de los que 346 fueron para Rafael Gallego , 289 para Federico Schneider , así como seis votos en blanco y seis nulos. El respeto entre los hermanos fue una de las máximas en la celebración del cabildo de elecciones, demostrado durante el desarrollo del mismo. En las redes sociales pudo verse a ambos candidatos juntos en una fotografía y afirmando que la victoria era para la propia hermandad.

Los proyectos de ambos candidatos destacaron por sus similitudes y escasas diferencias, demostrando que existe una vía de futuro para Zamarrilla. El programa de Rafael Gallego cuenta como principal aspecto a destacar la creación de una comisión que permita la salida del Santo Suplicio en la procesión del Jueves Santo. El Cristo, última obra realizada por Francisco Palma Burgos en el año 1985, forma parte de la Hermandad desde los inicios del siglo XX pero en la actualidad procesiona en las jornadas previas a la Semana Santa por las calles del barrio del Perchel. Igualmente, el programa de Rafael Gallego incluye el estudio de incluir el barrio en el itinerario de la corporación nazarena así como el aumento del número de túnicas y realización de equipos de pertigueros para las dos secciones y un cuerpo de ciriales para la del Cristo de los Milagros.

Con respecto a la vida de hermandad, la candidatura ganadora propone un programa de transparencia que incluye diversas vías de contacto para los hermanos, la restitución de los cabildos de hermanos de manera periódica y una mejora sustancial de la comunicación tanto digital como analógica.

La hermandad de Zamarrilla recupera así la normalidad democrática tras diez años desde el decreto que instituyó una junta rectora en su seno. En el año 2005, la situación interna de la hermandad propició que el Obispado instituyese una junta dirigida por Juan García Alarcón, hermano de la corporación, hasta que las diferencias internas se resolviesen.

En el año 2012, Francisco Díaz Rosa sustituyó a García Alarcón tras su dimisión y hasta el levantamiento de la intervención en diciembre de 2014. La reforma de los estatutos, la restauración de la ermita de calle Mármoles y la ejecución del trono del Cristo de los Milagros son algunos de los logros de la rectora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios