Conducir sin carné estará penado con la cárcel desde mañana

  • El Código Penal contempla penas de tres a seis meses o multas de uno a dos años

Conducir sin carné será delito desde mañana y en las carreteras malagueñas se estiman en un millar las personas que llevan el volante sin permiso. La medida entra en vigor varios meses después de que el Gobierno central impulsase el pasado año la reforma del Código Penal para endurecer las condiciones de circulación, hasta el punto de que aquellos que las incumplan pueden enfrentarse incluso a penas de prisión.

La medida, aplazada cinco meses para dar tiempo a los conductores sin carné, prevé que aquellos que lleven un vehículo a motor o un ciclomotor habiendo sido privado judicial o administrativamente del derecho a hacerlo, o cuando el correspondiente permiso esté suspendido o cancelado, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con las de multa de uno a dos años y, en su caso, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Además, en cualquiera de los casos, se les privará a los afectados del derecho de conducir durante entre uno y seis años. Hasta la fecha, una infracción de este tipo se saldaba con una sanción económica y, en algunos casos, con la inmovilización del vehículo.

Pero la dureza con la que el nuevo Código Penal impregna las irregularidades de tráfico no son nuevas. Desde finales del pasado año, conducir bajo los efectos del alcohol o a una velocidad excesiva es considerado delito. En el primero de los casos, se contemplan penas de prisión de tres a seis meses o multa de 12 a 24 meses, además de la privación del carné, para aquellos conductores cuya tasa de alcoholemia en sangre supere los 1,2 gramos por litro. Condiciones aplicables, igualmente, para las personas que sobrepasen el límite de velocidad en 50 kilómetros por hora en vía urbana o en 70 kilómetros por hora en vía interurbana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios