La Costa del Sol roza por primera vez los 12,5 millones de turistas

  • La provincia batió en 2017 su récord turístico gracias a otro aumento de los viajeros extranjeros y a la recuperación del nacional

  • El impacto económico fue de 13.830 millones de euros

Un numeroso grupo de turistas junto a la Catedral de Málaga. Un numeroso grupo de turistas junto a la Catedral de Málaga.

Un numeroso grupo de turistas junto a la Catedral de Málaga. / javier albiñana

La Costa del Sol volvió el año pasado a batir su récord turístico, consolidando su tendencia alcista de los últimos años, e incluso tiene buenas perspectivas para este 2018, por lo que se desconoce si la provincia ha tocado techo o puede crecer mucho más en los próximos ejercicios. Parecía difícil alcanzar los registros de 2016, pero el 2017 fue aún mejor con aumento en todos los parámetros, incluyendo al turismo nacional que había presentado signos negativos en años anteriores por la crisis. El año pasado visitaron la provincia de Málaga 12,4 millones de turistas, lo que supuso un aumento del 6,4% sobre 2016, que ya fue récord, y eso provocó un impacto económico directo e indirecto de 13.830 millones de euros, un 9,5% más, según los datos presentados ayer por el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, que calificó el año como "espectacular".

Ese buen comportamiento ha arrastrado a la actividad económica y al empleo pues en estos momentos hay 13.455 empresas turísticas afiliadas a la Seguridad Social, un 1,2% más, y 111.172 trabajadores en este sector cotizando, un 8,8% más que en 2016.

El turismo extranjero crece con fuerza pese a la recuperación de Egipto, Túnez o Turquía

Han venido más turistas por tierra, mar y aire, con importantes crecimientos de viajeros por el aeropuerto, el AVE o los cruceros, así como por carretera que, aunque no se pueden contabilizar, son claves porque no hay que olvidar que el principal turista español que visita Málaga procede de la propia Andalucía.

El turista internacional ha sido el que ha tirado del carro en los últimos años y el que ha permitido que la Costa del Sol saliera indemne de la crisis en materia turística motivado, principalmente, por la inseguridad en otros destinos del Mediterráneo. No obstante, esos otros países como Egipto, Turquía o Túnez, están recuperando terreno y, aún así, el extranjero apuesta por la Costa del Sol hasta el punto que ha crecido un 8,2% la llegada de turistas internacionales el año pasado. Aumentan desde la mayoría de destinos y aunque Reino Unido y Alemania son los más importantes en volumen, ha sido especialmente destacable el crecimiento de llegadas de viajeros por el aeropuerto de los suecos (41%), los holandeses (29,7%), los italianos (27,8%) o los daneses (16%).

La espinita clavada era la del turismo español, que estaba a la baja por los problemas económicos. Pero la Costa del Sol ha conseguido sacarse esa espina en 2017 con un aumento del 3,9%. Los hoteles pierden ocupación nacional, pero muchas de esas personas han ido a viviendas de uso turístico, propias o de amigos, entre otros alojamientos extrahoteleros.

En 2017 llegaron a Málaga 5,1 millones de turistas españoles, 600.000 más que hace apenas dos años, generando un impacto económico de 4.374 millones de euros en la provincia y 52.813 empleos. La mayoría son andaluces, seguidos de madrileños y catalanes. Según los informes de Turismo Costa del Sol, hacen actividades relacionadas especialmente con el sol y la playa, aunque también buscan rutas culturales o de naturaleza, la gastronomía o el ocio.

Más de la mitad de los encuestados por el organismo turístico aseguran estar satisfechos con toda la oferta de la Costa del Sol y el resto valoran principalmente el clima, las playas y la hospitalidad. Entre las principales quejas están el precio, el entorno urbano, algunos servicios y la limpieza. En total, le ponen una nota de 8,7 sobre 10, y lo más importante es que su grado de fidelidad y recomendación es muy alto. Turismo Costa del Sol estima que en el primer cuatrimestre de este 2018 se elevará un 2,5% el número de turistas nacionales e internacionales, por lo que se iniciaría el año con un nuevo récord, aunque lo fundamental es ver cómo termina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios