La Costa del Sol sonríe tras la reconquista del turista nacional

  • La provincia cierra 2011 con un aumento del 2% en viajeros españoles, que alcanzan los 3,7 millones · Bajan las estancias, pero el destino se mantiene como la segunda zona turística por pernoctaciones

La Costa del Sol vuelve a sonreír tras cerrar un buen año turístico. Si los datos globales presentados el pasado lunes por el Patronato de Turismo señalaban un crecimiento de todos los mercados del 3,5%, el emisor nacional, gran preocupación de los empresario del sector, también muestra cifras positivas en la provincia. Los turistas españoles alcanzaron los 3,7 millones, por lo que crecieron un 2% respecto al año anterior. La Costa del Sol confirma nuevamente su liderazgo como uno de los destinos más visitados, aunque bajaron las pernoctaciones.

El presidente del Patronato de Turismo Málaga Costa del Sol, Elías Bendodo, hizo el balance del mercado nacional durante la apertura de Fitur y aseguró que las cifras son "buenas" al tiempo que reivindicó la importancia de este certamen para el turismo en cuanto a promoción y negocio. "El mercado nacional representa el 40% de nuestra demanda", puntualizó.

En lo referente a las llegadas de turistas, subieron significativamente las entradas a través del aeropuerto de Málaga hasta alcanzar los 1,3 millones, con un incremento del 3,4%. Málaga está conectada con 15 aeropuertos españoles y los turistas más frecuentes vinieron de El Prat, Barajas y Palma de Mallorca.

El presupuesto medio de viaje del turista español fue 572,74 euros y la estancia media, aunque bajó, superó los diez días. Esto provocó un descenso en las estancias hoteleras hasta llegar a los 2,3 millones de noches, lo que supone un descenso del 6,8%.

No obstante, Bendodo destacó que se registraron 7,2 millones de pernoctaciones nacionales en establecimientos de alojamiento reglado de la provincia en 2011. Así, la Costa del Sol ocupa el segundo puesto en el ranking de zonas turísticas con mayor número de viajeros y pernoctaciones nacionales hoteleras. En este punto cobra protagonismo Torremolinos, que acapara una cuarta parte de las pernoctaciones, porcentaje que sube al 44% si se suma Málaga capital.

Por mercados, el 60% de los viajeros hoteleros nacionales proceden de Andalucía, seguidos de los madrileños, con una cuota del 13,3%. Por detrás figuran Cataluña y Valencia.

Según subrayó el presidente del organismo de promoción, se produjo un cambio en el uso de regímenes hoteleros, ya que casi el 70% de los turistas optaron por sólo alojamiento y alojamiento y desayuno. "Esto supone 20 puntos más con respecto a 2010 y es achacable tanto a la crisis como al cada vez mayor protagonismo de la oferta complementaria", dijo. Los visitantes se dividieron por sol y playa (70%), visita a familiares y amigos (13,5%), cultura y city break (3,8%), circuitos (4,8%) y turismo rural (3,1%).

Bendodo puso de relieve el alto grado de recomendación que tiene el destino, el cual alcanza el 97,4%, lo que alimenta la fidelización, "una de nuestras ventajas". En 2011, se incrementaron los turistas noveles, ya que uno de cada cuatro turistas nacionales que visitaron la Costa del Sol lo hacía por primera vez.

Asimismo, las nuevas tecnologías aumentan su importancia. Más de la mitad de los turistas nacionales son usuarios habituales de internet y se cuadriplicó el usuario de redes sociales con un 15% frente al 3,8% en 2010

El presidente del Patronato también hizo referencia a una reunión que tuvo durante la mañana con los alcaldes de la Costa del Sol occidental al objeto de buscar fórmulas "para mejorar la competitividad de la zona". En la reunión se les informó, según desgranó Bendodo, de que Patronato de Turismo ha acordado una nueva política promocional basada en segmentos y en la que los alcaldes de la provincia tienen más voz y voto. Según aseguró, "son los que mejor conocen sus municipios, sus ofertas, sus potencialidades y debilidades, y por lo tanto el contacto con el Patronato debe ser y es ya continuo".

De la reunión se extrajeron varias conclusiones, basadas en un estudio de la Sopde para el Patronato, sobre las fortalezas y debilidades de la Costa del Sol. En el primer término, figura una amplia cartera de productos complementarios al sol y playa, como el golf, la cultura, el interior o el náutico; en el segundo, una importante dependencia del mercado nacional y un posicionamiento mejorable en mercados emergentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios