Crecen las empresas en concurso por primera vez desde 2012

El número de empresas en concurso de acreedores volvió a crecer en Málaga el año pasado por primera vez desde 2012. Los juzgados mercantiles malagueños contaban a finales de 2017 con un total de 91 compañías en concurso, lo que supuso una veintena más que en 2016, o lo que es lo mismo, un crecimiento del 28%, según los datos oficiales publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La crisis económica fue muy dura y a partir de 2009 se superó el centenar de empresas concursadas alcanzando el techo histórico en 2012 con 193. Desde ese año, si bien el volumen era aún ingente, fue disminuyendo año a año la sangría alcanzando en 2016, con 71 concursos, la cifra más baja desde 2007. En 2017, sin embargo, subió de nuevo, rompiendo así la tendencia descendente.

El perfil medio es el de una firma pequeña de construcción

Málaga, además, va a contracorriente del resto del país pues el número de empresas concursadas cayó un 4,7% en España en 2017 y en la mayoría de municipios. Entre los grandes, aumentó un 8,8% en Madrid, pero bajó en Barcelona, Valencia, Alicante o Sevilla.

El principal incremento se dio en el sector de la construcción, donde se pasó de 14 empresas en concurso en 2016 a 26 en 2017, casi una cuarta parte del total, mientras que hubo un notable descenso en comercio desde las 25 firmas hasta las 16. En hostelería sí hubo un fuerte tirón con siete empresas en concurso frente a una en el año anterior. En cualquier caso, estos números están muy lejos de los registrados en la crisis.

El perfil tipo de la empresa concursada en Málaga es el de una compañía que tiene entre tres y cinco trabajadores, factura un máximo de 250.000 euros al año, se dedica a la construcción, tiene una edad media de nueve a doce años, y es una sociedad limitada. Por otra parte, el INE también refleja que el año pasado hubo 15 personas físicas sin actividad empresarial declararas en concurso, una menos que en 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios