Cuantiosos daños en Ronda por vientos de hasta 100 kilómetros

  • Una mujer resulta herida en la ciudad del Tajo por la caída de una farola · El mal estado que presentaba la mar condiciona el tráfico marítimo en el puerto de Málaga.

Ronda y su comarca, las playas y el puerto han sido las zonas más afectadas por el temporal de viento que deja como incidencias más destacadas una mujer herida y daños valorados en miles de euros en la ciudad del Tajo, destrozos en las playas donde ya se había empezado la regeneración de arena de cara a la Semana Santa y problemas para algunos cruceros que se vieron obligados a refugiarse o a abandonar el puerto de Málaga.

Ronda vivió unas horas bajo el atronar de las sirenas de los servicios de emergencias movilizados por el fuerte viento, con rachas estimadas de hasta 100 kilómetros por hora y que dejaron numerosos daños que dejaron las fuertes rachas de viento durante la noche y madrugada del miércoles. Los agentes de la Policía Local tuvieron que efectuar más de 30 salidas provocadas por el temporal.

Las zonas más afectadas fueron las barriadas de San Rafael y Olivar de las Monjas, donde quedaron dañados un considerable número de tejados, además de resultar afectados una decena de vehículo por el desprendimiento de cornisas y tejas. En la barriada de Las Peñas el viento tumbó un muro. Una joven resultó herida con carácter reservado al ser golpeada por una farola que se desprendió en la calle Deportes, y que la golpeó en un brazo y en la cabeza.

Los daños económicos más importantes los sufrió la empresa La Toma, dedicada a la venta de materiales de construcción, y en cuyas instalaciones las rachas de viento arrancaron una carpa que está preparada para soportar hasta los 100 kilómetros por hora. Los hierros del soporte se habían partido y los enormes tornillos de anclaje han sido doblados como si fuesen simples alambres blandos. Sólo la carpa está valorada en 40.000 euros, aunque los daños en vehículos y comunidades pueden multiplicar la cifra final porque algunos tejados necesitarán ser sustituidos casi en su totalidad.

Mientras tanto, los árboles partidos o arrancados se multiplicaban ayer por las calles rondeños y los municipios de Arriate o Cuevas del Becerro. Quizás lo más aparatoso se produjo en el aparcamiento del hospital comarcal, donde dos pinos de gran porte también fueron derribados, ocasionando numerosos problemas en el ya saturado parking del centro sanitario.

Las playas también se vieron gravemente perjudicadas a la espera de una valoración más detallada. En Vélez-Málaga, se han frustrado los trabajos de regeneración que se habían iniciado en Benajarafe y Valleniza. "Hay que empezar de nuevo como si no hubiésemos hecho nada", lamentó el concejal de Playas, Antonio López, quien apuntó que la arena ha vuelto a llenarse de cañas y troncos. López culpó al desembalse del pantano de La Viñuela y a las obras de encauzamiento del río Vélez. En Lagos y Mezquitilla donde los temporales de levante suelen dejar huella, la arena llegó ayer hasta la N-340. Las playas de Torrox, prácticamente regeneradas, se han visto afectadas también por el temporal y han vuelto a perder gran cantidad de arena. En Rincón de la Victoria , las más dañadas han sido las de Torre de Bengalbón.

El tráfico marítimo también se vio afectado ya desde el martes cuando el Melillero tuvo que interrumpir su salida por las malas condiciones de la mar. Ese mismo día, el buque de crucero Silver Wind se vio obligado a entrar de arribada en el puerto. Tras cancelar su escala en Tánger, este buque turístico con 264 pasajeros a bordo, se refugió del mal tiempo en Málaga.

Otro crucero, el Aidabella, tuvo que salir a ayer a la mar a capear el temporal. Tras quedar atracado en el muelle sur de la estación marítima de levante se vio obligado a reforzar las amarras a la vez que era empujado de forma permanente por los remolcadores Vehinte y Vehinticuatro. Así permaneció tres horas. Ayer, el Juan J Sister salió con destino a Melilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios