Denuncia que un portero le agredió tras reprochar a otro que pegara a una mujer

  • La pareja del herido, al que no dejaron entrar en un pub de Marbella, relata que recibió varias patadas y un puñetazo

Le recriminó que su compañero hubiera empujado a una mujer y terminó, según su versión, en el suelo con varias contusiones tras recibir como respuesta un puñetazo y varias patadas. Un hombre ha denunciado la agresión que sufrió, presuntamente, a manos de un portero de un pub de Marbella el pasado sábado. Los hechos, en palabras de la esposa del herido, que prefiere mantenerse en el anonimato, ocurrieron poco antes de las 4:00, cuando ambos iban a entrar junto a otra pareja en el local de ocio. Los responsables dejaron pasar a las mujeres pero, al parecer, les negaron la entrada a los hombres que las acompañaban. Alegaron, precisó, que su indumentaria -bermudas, camiseta y unos zapatos- era inadecuada.

La compañera sentimental del denunciante, que ha puesto el caso en manos de un abogado, asegura que, tras un cruce de palabras, una de sus amigas fue empujada por un vigilante. El denunciante, relató, se dirigió a otro de los trabajadores y le recriminó que "le hubieran pegado a una mujer". Fue entonces cuando, a unos metros, según reza la denuncia, este portero supuestamente la emprendió a golpes con él por la espalda. "Fue detrás de mi marido para pegarle. Le dio un puñetazo en el ojo, además de patadas en el costado y en la cabeza. Estaba sangrando, no podía respirar", recuerda su pareja, que llamó al 112. La Policía Nacional se personó en el lugar y tomó declaración a un grupo de personas que, según su testimonio, había presenciado la trifulca y que reprochó su comportamiento al presunto autor.

El hombre fue atendido en el Hospital Costa del Sol por una contusión en el costal izquierdo y en el tórax. Al día siguiente, acudió junto a su pareja a Comisaría para denunciar la agresión. Allí le indicaron que no figuraba ningún testigo, pero ellos sostienen que los agentes le pidieron la documentación a varios individuos. De ahí que ahora pidan la colaboración de algún ciudadano que el sábado se encontrara en el lugar y pueda corroborar su versión de los hechos, que según creen, quedaron grabados por las cámaras de la zona del puerto deportivo.

La mujer recalca que el suyo no ha sido un caso aislado, sino que le consta que el mismo portero ya ha protagonizado, supuestamente, distintos enfrentamientos con otros clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios