Málaga

Denuncian un déficit de diez ambulancias en la Costa del Sol occidental

  • La asociación que agrupa a los técnicos dice que en verano la situación empeora ya que "hay más población y los mismos vehículos"

Un técnico de ambulancias en una imagen de archivo. Un técnico de ambulancias en una imagen de archivo.

Un técnico de ambulancias en una imagen de archivo.

Por la población que hay en la Costa del Sol occidental debería haber unas 10 ambulancias más al servicio de la sanidad pública. Esa es la estimación que hace la Asociación de Técnicos de Emergencias Sanitarias Emersan. Un portavoz apuntaba que, según la ley, debe haber un equipo de emergencias por cada 25.000 habitantes por lo que cifraba el déficit en una decena en esa zona de la provincia. Y no sólo eso. Según la organización, cada vez hay más ambulancias que llevan sólo un técnico -el conductor-, cuando por la normativa en vigor deberían ir "como mínimo" dos profesionales. Según Emersan, aunque hay casos también en otras comunidades, "Andalucía es la peor".

Y dentro de la región, Málaga es la provincia donde se da esta situación con mayor frecuencia, según aseguran desde la asociación. Un técnico detallaba que se ha dado algún caso excepcional en el que, como el conductor va solo y ningún profesional acompaña al enfermo detrás, éste "se ha tirado en marcha" de la ambulancia. "Porque hay pacientes que van borrachos o drogados", aclaraba. Y añadía que hay situaciones en las que el único profesional que va en la ambulancia tiene que afrontar casos de paradas respiratorias de un enfermo que transporta o es víctima de agresiones.

Las ambulancias de los urgencias extrahospitalarias son concertadas por la sanidad pública. Tanto el vehículo como el técnico de emergencias sanitarias -el conductor- pertenecen a la empresa privada que se hace con la licitación. "Las empresas ponen lo que les exige el Servicio Andaluz de Salud en las licitaciones. El problema es que el SAS no exige todo lo que marca la ley para abaratar costes", afirmó un portavoz de Emersan. Según abundó, como estas licitaciones son muy a la baja, "las empresas luego intentan hacer descuelgues salariales" y no pagar lo estipulado en el convenio para poder cumplir las condiciones del contrato. "En síntesis, los recortes son a costa de los usuarios y de los profesionales", aseguraba el representante de la Asociación de Técnicos de Emergencias Sanitarias.

La organización insistía en que la situación empeora en verano por la llegada de turistas, ya que se traduce en un mayor número de urgencias con igual número de ambulancias "porque los servicios son los mismos que en el invierno". Emersan ha remitido escritos denunciando la situación a la gerencia del SAS, al Defensor del Pueblo y a los partidos políticos. Hoy está previsto que el PP presente en el Parlamento una proposición no de ley para abordar el asunto. "Somos los grandes olvidados. Queremos condiciones dignas de trabajo, no queremos más dinero", aclaraba el representante de la asociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios