Denuncian esperas de más de tres meses para una cita con el traumatólogo en Barbarela

  • El centro sanitario tiene tres especialistas menos por jubilaciones y aunque los contratos están autorizados, el SAS no logra sustituirlos

Edificio de Barbarela. Edificio de Barbarela.

Edificio de Barbarela.

El médico de cabecera ordenó la derivación al traumatólogo de un joven el 22 de septiembre pasado y la cita en Barbarela se la dieron para el 9 de enero de 2018. Más de tres meses de espera para una consulta con el especialista. Exactamente cien días de demora cuando el decreto fija el tope, como máximo, en 60. El problema es que se han jubilado tres traumatólogos y aunque los contratos están autorizados, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no consigue sustituirlos. No hay profesionales en bolsa y los que están en otros centros no consideran tentadora la oferta del SAS como para cambiar. El resultado: faltan profesionales y la lista de espera aumenta a pesar de que las citas se meten con calzador para atender a la mayor cantidad de pacientes posibles.

UGT aportó ayer el caso de un vecino de Cártama para demostrar que se incumple el decreto de tiempos máximos de espera. Según aseguró el sindicato, no es el único; aunque no concretó qué cantidad de personas puede haber afectadas por los retrasos. El caso concreto procede del centro de salud de Cártama Estación y es para una primera consulta -que es la que está protegida con los 60 días de tope máximo de espera- en Traumatología del Centro de Especialidades San José Obrero, conocido popularmente como Barbarela. Es un joven que tiene una pierna ligeramente más larga que la otra. Una diferencia que se le detectó no hace mucho y por la que el facultativo del centro de salud estimó conveniente la consulta con un especialista. "A mí no me duele nada. Por eso no hemos insistido para que la consulta fuera antes. No es muy urgente, pero si alguna persona tuviera algo más serio supongo que sí le importaría la demora", apuntó el joven. "Al andar no se nota mucho, pero tengo la cadera más inclinada hacia un lado", precisó. Barbarela es uno de los centros que tiene mayor presión asistencial porque atiende toda la zona oeste de la capital y el área metropolitana de esa parte de la provincia. Y Traumatología es, además, la especialidad más demandada junto con Ginecología.

UGT advierte que no se cumple el tope máximo de 60 días que fija el decreto

La denuncia de UGT sobre excesivas demoras para una cita con el traumatólogo en Barbarela se suma a la que el viernes pasado hizo el Sindicato Médico, precisamente sobre ese mismo centro y también sobre Traumatología. Esta organización criticó que los especialistas apenas tienen 3,5 minutos para atender a cada paciente porque se duplican las citas, y en el tiempo de siete minutos que hay de media para asistir a cada enfermo -debido a la falta de profesionales- se ponen dos. Por ello, irónicamente, el Sindicato Médico denunció que los traumatólogos de Barbarela tenían menos tiempo por paciente que los empleados de McDonalds para servir una hamburguesa a un cliente.

Por su parte, el Hospital Clínico, del que depende Barbarela, aseguró que "todos los pacientes procedentes de atención primaria están siendo atendidos", aunque reconoció que "debido a la alta demanda que tiene esta especialidad, unida a la falta de especialistas disponibles en bolsa para cubrir las tres vacantes de traumatólogos en este centro, en algunos casos puntuales estamos superando el tiempo máximo estimado para la atención".

El hospital pidió disculpas a los pacientes que están sufriendo retrasos en la asistencia de los tramatólogos y sostuvo que está trabajando "para que esta situación se resuelva lo antes posible". Asimismo, el centro sanitario insistió en que la asistencia se encuentra totalmente garantizada. Ya la semana pasada, tras la denuncia del Sindicato Médico, agradeció incluso el compromiso de los profesionales que están asumiendo la actual asistencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios