Derrame accidental de iodo radiactivo en el Hospital Carlos Haya

  • La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales ha abierto una investigación sobre el incidente

Ocurrió el lunes pasado. A una enfermera del Hospital Carlos Haya se le derramó de forma accidental iodo 131 excedente del tratamiento de un paciente con un tumor de tiroides. La sustancia radioactiva estaba diluida con un suero. UGT reprochó ayer que el hospital no informara de inmediato a los delegados de prevención. "El martes se reunió el comité de seguridad porque UGT lo exigió", aseguró el delegado de este sindicato, Vicente Sandoval. Según la central, la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales ya ha abierto una investigación.

El hospital restó trascendencia a lo ocurrido. Dijo que se derramó "una cantidad mínima (2 milicurios frente a los 5 ó 10 que se usan en las exploraciones a pacientes de Medicina Nuclear)" y que según los dosímetros del personal no se superaron los niveles de seguridad. Además, indicó que la zona se limpió con líquidos especiales, se acordonó 24 horas y se cubrió con un material específico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios