daniel kutner. embajador de israel en españa

"Destruir la idea del Estado Islámico va a ser difícil y debe ser de forma interna"

  • Kutner viajó ayer a Málaga para conocer qué se hace en esta provincia en agroindustria o contra los ciberataques

Daniel Kutner posa para este diario momentos antes de la entrevista. Daniel Kutner posa para este diario momentos antes de la entrevista.

Daniel Kutner posa para este diario momentos antes de la entrevista. / marilú báez

Daniel Kutner es el embajador de Israel en España desde agosto de 2015. Visitó ayer Málaga para fortalecer las relaciones empresariales y turísticas entre ambos destinos, para lo cual se reunió con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, empresarios o directivos de la Universidad de Málaga. La agenda era apretada pero hizo un hueco para atender a este diario en la sala de Alcaldía, unos minutos antes de su encuentro con De la Torre. La pintura es una de sus pasiones y puso especial interés en varias de las obras que hay en esa sala.

-¿Qué puede ofrecer Israel a las empresas malagueñas?

-Hemos venido para conocernos mejor. Málaga es uno de los destinos turísticos favoritos de los israelíes y ahora tenemos vuelo directo de Tel Aviv a Málaga. Sabemos que esta provincia ha estado desarrollándose como un foco de alta tecnología e innovación, por lo que es importante venir y aprender mejor qué tipo de cosas se pueden hacer en conjunto. Hemos desarrollado un par de actividades culturales aquí. La embajada se interesa por esta zona y mi visita es consecuencia de ese interés.

-¿En qué sectores se podría colaborar?

-Queremos escuchar qué se está haciendo en Málaga. En Andalucía estamos activos en varios asuntos como, por ejemplo, las nuevas tecnologías para el uso del agua y hemos hecho seminarios en Sevilla y Almería. Nos interesa todo lo relacionado con la protección de redes críticas ante el peligro de ciberataques, la agroindustria -en la que Israel tiene que dar un paso al frente-, la electrónica, óptica...

-¿Cómo impulsan la relación empresarial?

-Periódicamente organizamos visitas de compañías israelíes a distintas partes de España y alentamos la visita de empresarios y líderes regionales a Israel para que vean con sus propios ojos qué es lo que hacemos y podamos colaborar.

-Hablaba usted del interés israelí por la Costa del Sol. ¿Qué perspectivas hay en materia turística?

-Yo estuve en Torremolinos y Málaga hace 33 años y entonces ya era un destino favorito para los israelíes. Hoy en día muchos más están visitando España y el hecho de que se haya abierto esa línea aérea directa con varios vuelos semanales es un testimonio del atractivo que tiene esta zona para nuestros turistas.

-Se quejaba usted en un discurso el año pasado de que la imagen de Israel en la sociedad española estaba demasiado influenciada por el conflicto con Palestina.

-Tratamos de traer la verdadera Israel a España. La cultural, la que es líder en investigación, desarrollo e innovación o la turística. Cuantos más españoles conozcan esa cara de nuestra sociedad y visiten Israel, esa imagen de conflicto se irá balanceando.

-En cualquier caso, parece que hay algo más de calma con Palestina.

-Bueno, va y viene. Esta pasada semana tuvimos un atentado en Jerusalén donde asesinaron a una mujer policía. Pero allí se vive una vida normal e invito a los españoles a que vengan a verlo. El tema político hay que solucionarlo y está en la agenda, pero Israel es mucho más que eso.

-Oriente Medio vuelve a estar caliente con el veto de varios países árabes a Qatar por financiar supuestamente el terrorismo. Israel no ha participado en ese veto. ¿Se avecina más tensión en la zona?

-Lo que se ha demostrado en los últimos años es que el problema de Oriente Medio no tiene nada que ver con Israel. Tenemos que solucionar el asunto con nuestros vecinos palestinos, pero el problema de Oriente Medio va mucho más allá y no tiene absolutamente nada que ver con nosotros. El surgimiento del Estado Islámico, la amenaza de Irán y sus aliados en Siria y Líbano contra la estabilidad de la zona o la acción de organizaciones yihadistas internacionales desde el Magreb son los verdaderos problemas de nuestra zona. En ese contexto, Israel es una isla de estabilidad y democracia. Eso exige que nos defendamos. No tenemos vinculación directa con los demás conflictos y nos concentramos en defender nuestras fronteras.

-Llevan décadas haciéndolo. Debe ser agotador.

-No nos queda alternativa. La zona está en gran ebullición. Tenemos que cuidarnos y, mientras tanto, tratar de mantener la vida normal.

-¿Cómo se puede acabar con Daesh?

-Al margen de las influencias de las potencias de fuera de la zona, debe ser un proceso interno de Oriente Medio. Surgió así y hay que buscar una solución dentro de la zona. Las potencias podrán ayudar, pero no pueden imponer. Destruir la idea del Estado Islámico va a ser difícil y exige una movilización de los factores regionales. Los mismos musulmanes van a tener que extirpar ese mal de su seno.

-Pero muchos de los terroristas que han atacado en Europa han nacido aquí.

-Europa tiene un problema y no va a ser fácil solucionarlo.

-Están aumentado los nacionalismos a escala mundial. Trump, Brexit, Le Pen fue una opción en Francia. ¿Qué opina usted?

-Parece que en diversas partes del planeta, después de la globalización en estos últimos 20 años, están mirando más hacia dentro y ver de qué manera afecta a sus intereses particulares. No sé si es bueno o malo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios