Detenida una mujer por encadenar a su hijo para que no se fugara de casa

  • La madre, ya en libertad, está siendo investigada por un presunto caso de maltrato

La Policía Nacional ha detenido a una mujer por presuntamente haber dejado encerrado en la vivienda a su hijo en Málaga capital para evitar que se fugara de casa, según han informado fuentes policiales a Europa Press. La madre fue puesta en libertad, aunque investigada por presunto caso de maltrato, según han confirmado fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron el pasado día 11 pasadas las 15:00, en Málaga capital, cuando el menor telefoneó al sistema Emergencias 112 Andalucía desde el móvil, al parecer, sin tarjeta, que le había dejado su madre, junto con comida, agua y la televisión encendida, según ha adelantado el diario Sur. El niño manifestó al 112 que tenía 13 años y les explicó su situación.

Así, desde el 112, según han detallado a Europa Press, se alertó a la Policía Nacional y a la Policía Autonómica. Tras el aviso, agentes de la Policía Nacional acudieron a la vivienda para comprobar los hechos y, cuando subieron las escaleras del edificio se encontraron con la madre, que abrió y hallaron dentro al menor sentado en el sofá y con una cadena alrededor del tobillo, por lo que los agentes lo liberaron.

De igual modo, desde el sistema 112 Andalucía, a posteriori, avisaron también al teléfono de la infancia explicando lo ocurrido, han precisado.

Al parecer, según el diario, la mujer lo había atado para impedir que se marchara del domicilio, aunque le dejó a su alcance comida y agua, además del teléfono móvil desde el que llamó. Al día siguiente, la madre del menor pasó a disposición de la titular del Juzgado de Instrucción número 10, en funciones de guardia, que tomó declaración y la dejó en libertad sin medidas cautelares, aunque investigada por un presunto delito de coacciones. Asimismo, se ha incoado un procedimiento de desamparo.

La mujer reconoció que lo que había hecho, pero también contó, al parecer, que estaba desesperada por la dificultad de controlar a su hijo y sus constantes fugas del domicilio y también del centro de protección de menores en el que había sido internado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios