Detenidas dos niñas cuando intentaban asaltar un comercio de madrugada

  • Habían violentado la persiana metálica exterior y fueron sorprendidas cuando iban a abrir la puerta de entrada

Comentarios 1

Habían logrado romper la persiana metálica del comercio y se disponían a violentar la puerta para asaltarlo cuando fueron sorprendidas por una patrulla de la Policía Local. Los agentes recibieron minutos antes un aviso en el que se les informaba del robo, pero difícilmente podrían haber imaginado quienes eran sus autoras. Los policías se toparon con dos adolescentes de 16 y 17 años que estaban cometiendo delitos a altas horas de la madrugada pero que, curiosamente, pertenecían a familias estructuradas y con un nivel económico aceptable. En la mañana de ayer fueron puestas en libertad después de que sus progenitores compareciesen en dependencias policiales.

La detención de estas dos menores, de 16 y 17 años, se produjo en la madrugada de ayer en la calle Ciudad de Andújar, zona de Cruz Humilladero. Eran las 4:00 cuando las dos chicas comenzaron a violentar la persiana metálica de un establecimiento regentado por unos ciudadanos chinos. Éstas consiguieron su objetivo y acabaron abriendo una vía de entrada hasta la puerta principal. Pero no contaban con la colaboración ciudadana.

Fuentes policiales explicaron que se recibió un aviso que informaba de lo que estaba ocurriendo y se envió al lugar a una patrulla de la Jefatura de Cruz Humilladero. Los agentes desplazados capturaron in fraganti a las dos menores, de las que no trascendió la identidad, las cuales estaban tratando de violentar su último obstáculo.

Éstas fueron arrestadas por una tentativa de robo con fuerza -ya que se evitó que se apoderasen del botín- y, al tratarse de dos menores, fueron trasladadas a dependencias del Grupo de Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (GEMAC), donde otros agentes prosiguieron con las diligencias del caso.

Las dos niñas permanecieron en las citadas instalaciones policiales hasta la mañana de ayer, cuando las madres de ambas se personaron en el lugar y se hicieron cargo de ellas. Las diligencias serán remitidas a la Fiscalía de Menores para que analice el caso y decida que sanción aplicarles.

Las fuentes consultadas explicaron que estas detenciones tienen un trasfondo preocupante, que no es otro que la participación en delitos de chicas procedentes de entornos familiares escasamente problemáticos.

No es la primera vez que adolescentes roban en un establecimiento, pero son muy pocas los robos de este tipo que son protagonizados por féminas, que no dudan en romper una persiana metálica y que actúan a las cuatro de la madrugada de un miércoles. Esta incomprensión que transmitieron las citadas fuentes se acrecienta cuando se sabe que las arrestadas pertenecen a familias sin excesivos problemas y que han procurado satisfacer sus necesidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios