Detenido tras golpear con una olla en la cabeza a su pareja y dejarla muy grave

  • La víctima, que tiene una fractura craneal, pidió ayuda desde la terraza de su casa en Estepona

Golpeó, supuestamente, a su pareja con una olla en la cabeza, causándole una fractura craneal y una hemorragia cerebral. El estado de la víctima, de unos 65 años, es muy grave. La Policía Nacional, en el momento de la detención del presunto autor, se percató de que éste tenía previsto viajar hoy a Dakar y le intervino, además de 1.000 euros, un billete de avión. El hombre, de origen senegalés, se encuentra detenido por su presunta implicación en los hechos, ocurridos ayer por la mañana en el domicilio que la pareja compartía. Los agentes le atribuyen un presunto delito de homicidio en grado de tentativa y ha puesto el caso en manos del Juzgado de Instrucción número tres de Violencia de Género del municipio malagueño de Estepona.

Fue pasadas las 8:30 cuando el servicio de emergencias sanitarias 112 Andalucía recibió un aviso que alertaba de que una mujer estaba en la terraza de una vivienda de calle Venus, en la urbanización Sun Beach, con la cabeza ensangrentada y pidiendo auxilio, de manera insistente, según explicaron desde la Policía Nacional, que abrió una investigación tras tener conocimiento de lo sucedido. Los agentes que intervinieron en la actuación hallaron en la mesa del salón del inmueble en el que la mujer sufrió el golpe una olla de cocina impregnada de sangre. Los investigadores creen que su compañero sentimental hizo uso de este utensilio para agredir a su pareja. Sanitarios del 061 acudieron al lugar y atendieron a la víctima, que presentaba una herida sangrante, por lo que tuvo que ser trasladada al Hospital Costa del Sol de Marbella. Fuentes sanitarias precisaron que sufrió una fractura craneal y una hemorragia cerebral. Dado la gravedad de su estado, fue derivada al Hospital Regional de Málaga. Allí fue sometida a una intervención quirúrgica. Al cierre de esta edición, permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pendiente de evolución. Su estado seguía siendo muy grave, según fuentes sanitarias. La Policía no tiene constancia de que la mujer interpusiera anteriormente una denuncia por violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios